Un nuevo tratamiento contra la osteoporosis podrá administrarse en una sola toma cada seis meses

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

Un nuevo tratamiento basado en un anticuerpo monoclonal, llamado Denosumab, mejorará de forma sustancial la situación de las personas que padecen osteoporosis menopáusica, ya que, además de reducir el riesgo de fracturas de cadera en un 60 por ciento, se administrará mediante un solo pinchazo subcutáneo una vez cada seis meses, según han concluido los expertos de la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR), reunidos en Valencia para analizar los últimos avances en la investigación del metabolismo óseo.

La osteoporosis afecta a más de 350.000 personas en toda la Comunitat y a 70.000 sólo en la ciudad de Valencia. En concreto, la osteoporosis menopáusica afecta al 40 por ciento de las mujeres de Comunitat. Según los datos aportados por la SVR, una de cada tres mujeres mayores de 55 años y una de cada dos de más de 80 años, tiene osteoporosis.

El presidente de la SVR, Javier Calvo Catalá, ha añadido que el Denosumab ha demostrado su eficacia en otras enfermedades, entre las que se encuentra la prevención de las metástasis óseas en pacientes con cáncer de próstata.

Este medicamento fue aprobado el año pasado por la FDA (Food and Drug Administration) y está llamado a complementarse al actual arsenal terapéutico de la osteoporosis, ya que además de haber demostrado unos resultados muy positivos en la prevención de las fracturas provocadas por la osteoporosis menopáusica, añade otros beneficios como la reducción de los efectos secundarios o la mejora del cumplimiento terapéutico, gracias a su fácil administración cada seis meses.

Calvo Catalá ha afirmado que los últimos avances terapéuticos posibilitan un tratamiento a la carta para los pacientes con osteoporosis, ya que cada afectado puede elegir el fármaco que le parezca más adecuado, según su forma de administración, con un alto grado de eficacia que en todos los casos reduce el riesgo de fracturas alrededor de un 60 por ciento.

ENFERMEDAD PROGRESIVA

La osteoporosis es una enfermedad progresiva y generalizada que se caracteriza por una reducción de la masa ósea y un incremento de la porosidad del hueso, además de una alteración de la resistencia ósea, lo que provoca que los huesos sean más frágiles, resistan peor los golpes y se rompan con mayor facilidad.

El Denosumab, que estará disponible en España «en breve plazo», ya ha sido aprobado en Alemania. Se basa en los últimos hallazgos sobre las sobre las proteínas reguladoras de la diferenciación de las células principales del metabolismo óseo.

En resumen, según Calvo Catalá, la consistencia y resistencia de los huesos se debe al trabajo coordinado de dos tipos de células, los osteoblastos (células formadoras) y los osteoclastos (células destructoras de hueso). Ambas proceden de células progenitoras, es decir, de células más primitivas, que se desarrollan en la sangre y la médula ósea.

Su diferenciación, se lleva a efecto por la participación de una proteína, Rankl, que actúa como reguladora fundamental de este proceso. Su descubrimiento ha hecho posible obtener sistemas de bloqueo de la misma a partir de un anticuerpo específico.

«Gracias a ello –ha concluido Calvo Catalá–, podemos decir que disponemos de la capacidad para modular las alteraciones en los procesos de diferenciación de osteoblastos y osteoclastos, y por tanto, del proceso de pérdida ósea que condiciona la osteoporosis».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *