El Hospital General de Valencia incorpora la medicina nuclear para la investigación con animales

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

La Fundación Investigación Hospital General de Valencia ha incorporado un equipo de Medicina Nuclear para la investigación in-vivo de animales, que permite llevar un seguimiento de las enfermedades, desarrollar nuevos fármacos y mejorar el diagnóstico para su futura aplicación en pacientes humanos, según ha informado el centro en un comunicado.

La fundación centra sus esfuerzos en la investigación básica trasnacional -aplicación de las técnicas de investigación trasladadas al paciente-. Para ello, el gerente de la Fundación Investigación Hospital General, Julio Cortijo, ha explicado que poder visualizar la evolución de la enfermedad en modelos animales que mimeticen enfermedades humanas permite “estudiar los procesos fisiopatológicos de las enfermedades, así como la eficacia de los tratamientos farmacológicos que en un futuro inmediato serán administrados en humanos”.

De este modo, la experimentación animal hace posible inducir y modular enfermedades y tratamientos que no pueden realizarse en humanos, por lo que presenta ventajas desde el punto de vista de la investigación traslacional. “Esto es un primer escalón para saber por qué se producen ciertas enfermedades y conseguir herramientas o fármacos que se aplicarán en otro escalón superior: las personas”, señala Cortijo.

El PET-SPECT-TAC que ha incorporado la Fundación Investigación Hospital General es el primer equipo de estas características para animales de la Comunidad Valenciana y permite marcar con isotopos radioactivos diferentes estructuras del cuerpo, ya sea mediante anticuerpos asociados a elementos radioactivos o mediante la asociación con sustancias endógenas que forman parte del organismo.

Esto posibilita visualizar en tres dimensiones y a tiempo real la evolución de enfermedades como la formación de tumores, la formación y progresión de enfermedades cardiacas y respiratorias -como la isquemia coronaria y la fibrosis pulmonar-, enfermedades cerebrales como el alzheimer, así como múltiples patologías inducidas en modelos animales.

Así mismo, se puede monitorizar y visualizar el efecto de diferentes tratamientos experimentales dirigidos a mitigar dichas enfermedades y también se aplica para visualizar la distribución y cinética de los fármacos en el organismo. “Es, por tanto, una herramienta muy importante y no cruenta para visualizar la evolución de la enfermedad. Esto, sin duda, va a ser el futuro porque podemos obtener imágenes dinámicas y ver cómo funciona”, añade Cortijo.

El nuevo equipo de Medicina Nuclear para animales ha supuesto una inversión de 434.955 euros, está financiado por el Instituto de Salud Carlos III -ayudas a infraestructuras científicas FISS (IF09/3694)-, y será gestionado por la Fundación Investigación Hospital General.

Se ofrece como un servicio a los investigadores de la fundación, a investigadores externos de otros centros, así como a todo aquel personal sanitario que tenga proyectos de investigación y contrate los servicios de la fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *