Aprobada en España la primera terapia antiinflamatoria oral para la EPOC grave

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha aprobado la comercialización de roflumilast, comercializado por Nycomed y MSD con el nombre de “Daxas”, como primer intiinflamatorio oral indicado para el tratamiento de mantenimiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) grave.

En España hay actualmente más de 2,1 millones de personas que padecen esta patología respiratoria, según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), cuyo presidente Juan Ruiz Manzano, asegura que la mayoría, en torno a un 73 por ciento, está sin diagnosticar.

Los tratamientos actuales suelen actuar contra los síntomas más frecuentes de la enfermedad, como la tos o el ahogamiento que produce, de ahí el “avance cualitativo” que proporciona esta nueva terapia, la primera que actúa sobre el origen de la inflamación de las vías respiratorias que da lugar dichos síntomas.

En concreto, la inflamación tiene su origen en la liberación de enzimas y roflumilast actúa inhibiendo una de ellas, la fosfodiesterasa-4 (PDE4), reduciendo las exacerbaciones entre un 15 y un 37 por ciento y mejorando la función pulmonar.

El tratamiento está indicado para aquellos pacientes más graves que padecen bronquitis crónica y su uso –basado en un comprimido diario por vía oral– debe combinarse “siempre” con un tratamiento broncodilatador.

“Supone casi un tratamiento a la carta contra la enfermedad”, asegura el jefe de Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara, José Luis Izquierdo, reconociendo además que el fármaco ha demostrado ser “bien tolerado” por los pacientes en los ensayos clínicos realizados antes de su aprobación.

En este sentido, los efectos adversos más comunes notificados fueron diarrea (5,9%), pérdida de peso (3,4%), náuseas (2,9%), dolor abdominal (1,9%) y de cabeza (1,7%).

Además, con esta nueva alternativa terapéutica se podrá reducir el tratamiento de estos pacientes con corticoides inhalados, que según el doctor Izquiedo, “se usan de forma excesiva”, al tiempo que conllevan problemas de adherencia porque “los pacientes que los reciben son gente mayor”, de unos 70 años de media.

AHORRO PARA EL SNS

Según el presidente de SEPAR, el impacto de este medicamento será también significativo, “además de para la calidad de vida de los pacientes”, en términos de ahorro para el Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que el coste de la enfermedad equivale al 2 por ciento del gasto total destinado a Sanidad.

De este modo, al reducir las exacerbaciones se evita el ingreso hospitalario que muchos pacientes requieren en estas agudizaciones de la enfermedad, que además les hace “más susceptibles de padecer otras patologías”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *