El ácido fólico en las embarazadas podría aumentar el riesgo de asma en sus hijos

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Una investigación realizada por investigadores noruegos sugiere que podría existir una relación entre los elevados niveles de ácido fólico que presentan las embarazadas y el desarrollo de un problema de asma en sus hijos.

No obstante, los investigadores piden que las mujeres que buscan un hijo y las embarazadas en las primeras etapas sigan tomando los suplementos de ácido fólico que les recomiendan los médicos para garantizar un desarrollo fetal normal, pues tomados en el embarazo reducen el riesgo de espina bífida en los recién nacidos.

Este estudio, financiado por el Research Council de Noruega y desarrollado a partir de datos del Estudio de Cohorte de Madres e Hijos Noruegos (MoBa, siglas en inglés), advierte de que los efectos del ácido fólico podrían no ser tan positivos.

Según explica Eldevik Haberg, del Instituto de Salud Pública de Noruega, estos investigadores «han comparado los niveles de ácido fólico presentes en la sangre de unas 2.000 embarazadas con incidencia de asma en sus hijos a la edad de tres años». «Los resultados demuestran que, a mayores niveles de ácido fólico en la sangre de estas mujeres, mayor era el riesgo de que sus hijos tuvieran asma», indica.

Este trabajo es el primero que examina la conexión entre los niveles de ácido fólico en la sangre de mujeres embarazadas y la aparición de asma en sus hijos.

Los investigadores analizaron también otros factores, como el nivel educativo de las madres, su índice de masa corporal (IMC), si fumaron o no durante el embarazo y si la madre había sufrido asma.

Sin embargo, Haberg puntualiza que podría haber otros factores presentes en las mujeres con elevados niveles de ácido fólico que habrían tenido un impacto sobre el riesgo de que sus hijos desarrollaran asma. Así, considera aún prematuro considerar cierto que existe una relación directa causal entre el ácido fólico y el asma. Por ello, insiste en que las mujeres deben seguir tomando el ácido fólico recomendado.

«El ácido fólico se recomienda porque sabemos que previene la aparición de defectos en el tubo neural, como la espina bífida. Si, además, nuestra investigación tiene implicaciones para las guías sobre suplementos de ácido fólico, podría ser un problema que se resolviera reajustando la dosis recomendada, posiblemente limitada a grupos específicos de mujeres», señala.

En la próxima etapa de este estudio, el objetivo será analizar los mecanismos subyacentes bajo la posible conexión entre el ácido fólico y el asma. Diversas investigaciones realizadas en ratones en Estados Unidos han llevado a los científicos noruegos a pensar que el ácido fólico podría generar cambios epigenéticos y así afectar a la forma en la que funcionan nuestros genes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *