PP presenta en el Senado una moción para reformar la «obsoleta» directiva que demarca las zonas de protección del lobo

ÁVILA, 9 (EUROPA PRESS)

Los senadores del PP por Ávila han enviado al registro de la Cámara Alta una moción parlamentaria en la que instan al Gobierno a que solicite a la Comisión Europea el cambio en la catalogación de las poblaciones de lobo al sur del Río Duero, en el marco de la directiva 92/43/CEE del Consejo de Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre.

Según el senador Antolín Sanz, «la legislación que se aplica sobre el lobo, la que decide en qué zonas hay que conservarlos y en qué zonas puede ser regulada su población, está completamente obsoleta y además es la causa del desplazamiento de estos animales», ya que «la línea de demarcación que estableció el Duero como límite de conservación ya no es real, como demuestra la proliferación de lobos incluso en la sierra de Guadarrama».

«El límite del río Duero pudo tener sentido en el año 1992, pero no es aplicable hoy en día, con una población en expansión, por tanto pensamos que al sur del río no debe seguir estando catalogada como «estrictamente protegida», y cree que «es el momento idóneo para que el Gobierno español lidere en Europa la reforma de esa directiva, por obsoleta y por perjudicial para nuestra tierra».

Sanz, que recuerda que la propia directiva de la UE contempla su modificación ante cambios como los producidos, lamenta que el Gobierno español, «a pesar de los reiterados llamamientos efectuados por los afectados, las asociaciones agrarias y por los representantes de la Junta de Castilla y León, no haya accedido a presentar nuevas propuestas ante Europa para la resolución del problema».

Ahora confía que la moción «sirva como piedra de toque para que el Ministerio de Medio Ambiente y Agricultura se moje en un asunto que afecta mucho a Ávila y otras provincias».

La petición del PP es que España lidere en Europa la inclusión de la población continua de lobo del norte y centro de España en la lista de especies que «pueden ser objeto de medidas de gestión», manteniendo la protección estricta para las poblaciones aisladas y amenazadas del Sur.

«Para ello -añade- es necesaria una modificación en la Directiva y que el impulso proceda de un estado miembro, en este caso España»

Justifica la propuesta en que la estructura productiva de Castilla y León, en relación con el resto de España, se caracteriza por una importancia fundamental del sector agrario, así como por la enorme proporción de su cabaña ganadera vacuna y ovina, ya que la región cuenta con aproximadamente 22.000 explotaciones de ganado extensivo, que reúnen algo más de tres millones de cabezas.

Además de su importancia económica y para el empleo, «esta ganadería resulta esencial para el mantenimiento del medio ambiente y de forma especial de las áreas de montaña, así como para la ordenación del territorio», y es «el principal modus vivendi de la mayoría de los ganaderos abulenses».

Frente a esto, Sanz señala que la Comunidad autónoma alberga la mayor población de lobos de España, lo que implica llevar a cabo una gestión compleja sobre la especie, que persigue como objetivo compatibilizar la conservación, la existencia y el mantenimiento del lobo con la existencia de explotaciones ganaderas en el medio rural, que garantice el funcionamiento y mantenimiento de la población en los pueblos de la región.

El PP señala que desde 2003 «muchos sectores castellanos y leoneses vienen reivindicando que la normativa europea y nacional se adapte a la realidad biológica del lobo en la zona», y que su formación ya recogió la propuesta en la Estrategia para la Conservación y la Gestión del Lobo en España, aprobada el 29 de enero de 2005 por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

Sanz explicó que el Gobierno Regional ha elaborado, tramitado y aprobado un Plan de Conservación y Gestión de la especie cuya finalidad es mantener una población estable de lobos que facilite su expansión natural hacia aquellas áreas donde sea ecológica y socialmente aceptable. El problema es que la Comunidad Autónoma, en cumplimiento de la Directiva Europea, tiene que gestionar esta única población de lobos bajo un doble criterio de catalogación según su ubicación geográfica en el territorio.

El senador del PP recuerda que «al norte del río Duero es «susceptible de medidas de gestión», siendo declarada en nuestra región especie cinegética, hecho que ha provocado su expansión. Al sur del Duero, el lobo está catalogado como especie «estrictamente protegida»». La directiva y su aplicación, explican en el PP, han provocado un

desplazamiento de los lobos hacia el sur, con el consecuente conflicto social creado entre los perjudicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *