Investigadores “Ramón y Cajal” denuncian que no se retiene a “valiosos” profesionales por el recorte presupuestario

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Investigadores Ramón y Cajal (ANIRC) ha señalado que el Gobierno no está reteniendo un “valioso” capital humano en materia de investigación y capacidad de innovación a pesar de que lleva tiempo asegurando que quiere “cambiar el modelo productivo por uno de conocimiento”. A través de un estudio, ANRIC ha denunciado que, con respecto a 2003, se ha triplicado el número de becados que no han sido estabilizados y culpan a “los recortes presupuestarios” de esta situación.

La asociación ha elaborado el “Informe sobre el impacto de los recortes presupuestarios en la consolidación de investigadores Ramón y Cajal”, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se ha cuantificado las dificultades en la estabilización de los becados que obtuvieron su contrato entre los años 2004 y 2006, las promociones que ANRIC considera como las afectadas por la crisis económica.

Así, un total del 39,1 por ciento de los 750 investigadores que obtuvieron su contrato en este periodo han respondido a la encuesta, que ha determinado que el 22,7 por ciento de los “Ramón y Cajal” de 2004, el 45,9 por ciento de los de 2005 y el 62,9 por ciento de los de 2006, no han sido estabilizados.

En este sentido, ANRIC señala que los datos contrastan con los porcentajes de no estabilización entre 2000 y 2003 que oscilaron entre el 8 y el 15 por ciento.

Además, del informe también se desprende que se observan profundas diferencias entre los patrones seguidos en la Universidad y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC),los dos grandes receptores del programa. Así, destaca que mientras que en la Universidad el 91 por ciento de ellos se estabiliza en su mismo centro, en el CSIC este porcentaje desciende al 76 por ciento (el 24 por ciento restante se estabiliza normalmente también en el consejo aunque en otro centro).

Del mismo modo, se observa que alrededor del 9 por ciento de los becados de la universidad terminan estabilizados en el CSIC, mientras que en la dirección contraria el porcentaje es mucho menor.

Entre las denuncias de ANRIC también se encuentra la falta de plazas para puestos del nivel adecuado a los profesionales contratados. La asociación señalad que “sólo el 48 por ciento de los “Ramón y Cajal” se estabiliza como Profesor Titular y el resto lo hace en otras figuras contractuales de menor categoría.

PETICIONES AL MINISTERIO

Ante esta situación, la asociación ha recogido los temas más recurrentes entre los afectados para pedir al Ministerio de Ciencia una solución en estos aspectos. Así, la mayoría de los investigadores han señalado la falta de plazas como un problema. Según han explicado, en el CSIC se debe a la falta de oferta de empleo público y en las universidades a la falta de presupuesto.

También han señalado que los puestos que existen no tienen, a menudo, un perfil adecuado. En este sentido, han apuntado que este problema es “especialmente intenso” en el CSIC ya que las plazas salen “con un perfil muy marcado”. Las falta de oportunidades de estabilización es otra de las preocupaciones de los becados. En su opinión, muchos ven que sacan una plaza con su perfil, pero compartida con otros institutos, por lo que la oferta efectiva de estabilización se reduzce.

La falta de un criterio unificado, también se incluye entre sus quejas. Así, destacan que el contrato “Ramón y Cajal” define como criterio de estabilización la evaluación positiva del cuarto año. Sin embargo, denuncian que muchas instituciones exigen además la consecución de un I3.

La arbitrariedad en los concursos y endogamia; la falta de planificación o de flexibilidad en los plazos de evaluación; o la estabilización en categorías no adecuadas, son otros de los temas más recurrentes de los investigadores.

CIENCIA RECONOCE “DIFICULTADES”

El pasado mes de septiembre, el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, reconoció “dificultades” a la hora de contratar definitivamente o estabilizar a los beneficiarios del programa Ramón, durante una Comisión de Ciencia e Innovación en el Congreso.

Durante su intervención, Petriz avanzó que el departamento está trabajando en un estudio que permita “hacer un diagnóstico real” de la situación de esta iniciativa pero, apuntó que si bien esta situación se ha producido en las tres primeras convocatorias, “no había un compromiso claro y por escrito de las instituciones que recibía a estas personas para estabilizarlas”.

En este sentido, recalcó la necesidad de que los centros que acogen a los investigadores garanticen el compromiso de crear el puesto de trabajo antes de la finalización del contrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *