Los antipsicóticos para la esquizofrenia se asocian con una pérdida de volumen cerebral, según estudio

)

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los pacientes con esquizofrenia que toman medicamentos antipsicóticos parecen perder con el tiempo una pequeña pero medible cantidad de tejido cerebral, según un estudio de la Universidad de Iowa en Estados Unidos que se publica en la revista “Archives of General Psychiatry”.

La esquizofrenia afecta al 1 por ciento de la población mundial y sigue siendo una importante causa de discapacidad crónica entre los adultos jóvenes. Los cambios progresivos en el volumen cerebral observados en los pacientes con esquizofrenia se consideraban un efecto de la enfermedad.

Los científicos, dirigidos por Beng-Choon, estudiaron a 211 pacientes con esquizofrenia que pasaron por repetidas técnicas de neuroimagen poco después de su enfermedad. Cada paciente tenía una media de tres escáneres de imágenes de resonancia magnética a lo largo de 7,2 años, con un total de 674 escáneres. Los autores entonces evaluaron las contribuciones relativas de cuatro indicadores sobre los cambios en el volumen cerebral a lo largo del tiempo: duración de la enfermedad, tratamiento antipsicótico, gravedad de la enfermedad y abuso de sustancias.

Los pacientes que fueron seguidos durante los periodos más largos de tiempo experimentaron más reducciones en el volumen cerebral. El tratamiento con antipsicóticos también se asoció con menor tejido cerebral después de controlar otros tres indicadores. El tratamiento más intenso con antipsicóticos se asoció con medidas globales de pérdida de tejido cerebral, menor volumen de materia gris y declives progresivos en el volumen de materia blanca.

Las otras dos variables, la gravedad de la enfermedad y el abuso de sustancias, no tenían una asociación con los cambios cerebrales después de se tuvieran en cuenta los efectos de la duración de la enfermedad y el tratamiento.

Los resultados plantean la posibilidad de los efectos beneficiosos en la reducción de la materia cerebral, aunque advierten sobre la necesidad de prescribir las dosis más bajas. Además, los resultados aumentan la preocupación sobre el uso de antipsicóticos en personas que no tienen esquizofrenia, incluyendo a niños, adultos mayores y pacientes con trastornos depresivos o bipolares.

“Los antipsicóticos son medicamentos eficaces para reducir algunos de los síntomas clínicos de la esquizofrenia: los síntomas psicóticos. En medicina sabemos que mejorar los síntomas a los que se dirigen los fármacos empeora otros síntomas. Es posible que, aunque los antipsicóticos alivien la psicosis, estos fármacos podrían no detener los procesos patofisiológicos que subyacen a la esquizofrenia e incluso agravar las progresivas reducciones del volumen del tejido cerebral”, concluyen los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *