Aguilar dice que el Gobierno dialogará con empresas y agentes sociales para reducir un 30% las emisiones de CO2

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha manifestado este martes que el Gobierno dialogará con las empresas y los agentes sociales para marcar una hoja de ruta con el objetivo de lograr una reducción del 30 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que fue acordada durante la reciente Cumbre del Clima celebrada en Cancún el pasado mes de diciembre. «Lo haremos por convicción», ha apuntado.

«Vamos a impulsar propuestas para establecer en la UE una hoja de ruta para implantar medidas gradualmente para que el 30 por ciento se cumpla», ha añadido durante su intervención en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para el estudio del cambio climático.

Así, Aguilar ha manifestado que el Gobierno seguirá acercando posturas, buscando puntos de encuentro y acuerdo para llegar a una economía verde, y preparando el terreno para lograr en la Cumbre de Río de 2012 «importantes compromisos multilaterales».

De este modo, ha precisado que el Gobierno buscará el consenso de las comunidades autónomas, de las entidades locales, de las ONG, sindicatos, empresarios y del resto de entidades y organizaciones que representan la ciudadanía y respondiendo de ello ante el Parlamento, para fomentar la participación de los grupos políticos.

La ministra ha destacado el papel «activo» de España durante la Conferencia de las Partes de Cancún (México), en la que a su juicio se dieron pasos «extremadamente importantes» porque los acuerdos alcanzados suponen un «avance sustantivo» en la lucha contra el cambio climático, la preservación de la biodiversidad, los ecosistemas y los recursos del planeta.

Por este motivo, ha manifestado a los grupos políticos la «satisfacción del Gobierno» en este contexto por el papel tanto de España como de la Unión Europea para que las negociaciones internacionales llegaran a un acuerdo «prácticamente unánime», salvo por Bolivia, y que «vincula» a todos ya que se ha articulado dentro del sistema de Naciones unidas.

Además, ha elogiado celebrado que en Cancún España contribuyó a un «conjunto equilibrado de decisiones» al que todos los países debieran sumarse y que el papel de la UE fue «fundamental» para alcanzar los acuerdos.

En ese sentido, ha celebrado que España expresara su compromiso con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero hasta el 30 por ciento en México, algo que ha dicho que trasladará a la Unión Europea para que lo adopte como propio y para que analice las opciones de llegar a una mayor reducción dentro de un modelo de desarrollo más sostenible y con una economía baja en carbono.

Asimismo, ha subrayado que la Cumbre del Clima se valorase el papel clave de los distintos agentes de la lucha contra el cambio climático, tales como gobiernos nacionales, regionales, locales, la sociedad civil en general. «Tendremos que trabajar para que la ambición conjunta en reducción de emisiones o mitigación sea aún mayor, y Cancún nos ha dado el marco necesario», ha apostillado, al tiempo que ha reiterado que «gracias a la voluntad de gobiernos y a la implicación de la sociedad civil se ha alcanzado un acuerdo».

En este contexto, ha destacado que, debido al grado de compromiso de España, el Gobierno ha presentado la candidatura del país para presidir durante dos años el Consejo de Administración del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA), una posibilidad que se decidirá dentro de dos semanas en Nairobi (Kenya) y que para la ministra España asumiría de forma «ilusionante», con sentido de la responsabilidad y el compromiso que exige el futuro.

Tras la intervención de la titular de Medio Ambiente, se ha abierto debate con los grupos parlamentarios que se ha centrado principalmente en una discusión abierta entre Aguilar y la portavoz del PP en esta comisión, María Teresa de Lara, quien ha criticado a la ministra que hable de «éxitos» en Cancún cuando, en su opinión, sólo «se han salvado los papeles» con un acuerdo que favorece sobre todo a Estados Unidos y China y en un contexto en el que tanto España como la Unión Europea han «perdido peso y liderazgo» y jugaron un papel «muy secundario».

De este modo, María Teresa de Lara ha calificado de «temerario» el compromiso del 30 por ciento de reducción de CO2 para 2020 cuando esa es la postura de Alemania, Francia o Reino Unido, cuyos sistema industrial y panorama energético es «distinto» al español, porque es «clara y definida», mientras en España «la inseguridad jurídica es un hecho» y además, ha recordado que es el país de los Veintisiete que más derechos de emisión tiene que comprar para cumplir sus compromisos.

Finalmente, Aguilar ha defendido que esto no tiene «nada de temerario» porque, en su opinión, hablar en 2011 del 30 por ciento «no es distinto» a haber hablado del 20 por ciento hace dos años porque los objetivos «no pueden ser estáticos ni inamovibles». «Nosotros expresamos un compromiso desde la determinación del Gobierno de España de avanzar en una hoja de ruta para ir hasta la reducción del 30 por ciento», ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *