Descubren mecanismos moleculares que vinculan estrés crónico y depresión

(((Noticia embargada hasta las 18:00 horas de hoy)))

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Una investigación de la Universidad Yamaguchi en Japón revela los mecanismos moleculares complejos que asocian estrés crónico y depresión y podría ayudar en el diseño de nuevos tratamientos para la depresión. El trabajo, realizado en ratones de laboratorio, se publica en la revista “Neuron”.

Según explica Yoshifumi Watanabe, responsable del estudio, “muchos individuos expuestos a episodios estresantes no muestran signos o síntomas de depresión, sin embargo, algunos individuos expuestos a estrés psicológico están predispuestos a depresión mayor”.

Los investigadores utilizaron dos variedades distintas de ratón que mostraban diferentes respuestas conductuales ante el estrés crónico para examinar los mecanismos genéticos asociados con la vulnerabilidad ante los episodios estresantes. Los científicos observaron que, en contraste con los ratones resistentes al estrés, los animales vulnerables exhibían conductas similares a la depresión cuando eran expuestos a estrés suave crónico (estresores ambientales y sociales que no incluyen la eliminación del alimento o la bebida).

Los ratones vulnerables al estrés tenían un nivel más bajo de expresión genética del factor neurotrófico derivado de las células gliales (Gdnf). Los factores neurotróficos son conocidos por su importancia en la regulación de la plasticidad cerebral y han sido implicados en la depresión.

Según los autores, el menor nivel de Gdnf fue resultado de la metilación de ADN y las modificaciones de histonas. Estos cambios, llamados modificaciones epigenéticas, y las conductas depresivas fueron revertidas por el tratamiento de los ratones vulnerables al estrés con antidepresivos.

“Las regulaciones epigenéticas dinámicas del gen Gdnf juegan importantes cometidos en la determinación tanto de la susceptibilidad como de las respuestas de adaptación a los episodios estresantes crónicos”, concluye Uchida.

Según señala el investigador, el conocimiento de los mecanismos que subyacen a las modulaciones de la expresión de HDAC2, las modificaciones de las histonas y la mutilación del ADN influidas por el estrés leve crónico podrían conducir a nuevos métodos para el tratamiento de la depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *