La supervivencia de un trasplantado de riñón es mayor en España que en Estados Unidos, según estudio

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Alrededor del 86 por ciento de las personas que reciben un trasplante de riñón en España siguen vivas después de 10 años, un porcentaje 20 puntos superior al de los pacientes trasplantados en Estados Unidos (67%), según ha asegurado el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, durante su participación en el Foro España Innova.

Estos datos proceden de un estudio realizado conjuntamente en Estados Unidos y España, liderado por nefrólogos del Hospital 12 de Octubre de Madrid y el Carlos Haya de Málaga que, según ha reconocido Matesanz, “están teniendo dificultades” para publicar estas conclusiones en una revista científica de habla inglesa ante la enorme diferencia que “sacan” a los norteamericanos.

La diferencia, además, es similar tanto en supervivencia del paciente como del injerto, lo que a su juicio “sólo es atribuible” al seguimiento del paciente trasplantado que ofrece España a través del Sistema Nacional de Salud (SNS) ya que “no han encontrado otra explicación razonable”.

“En Estados Unidos se utilizan las mismas técnicas a la hora de hacer un trasplante”, asegura el director de la ONT.

Sin embargo, añade, en muchos casos el seguimiento posterior “deja de estar cubierto por el seguro” y “esto cuesta mucho dinero”, lo que explica que en Estados Unidos la principal causa de pérdida de injerto sea “no poder pagar la medicación”.

El doctor Matesanz ha reconocido que este es un ejemplo de la eficacia del sistema de trasplantes y donaciones de España, motivo por el cual está siendo “referencia” para otros países, tanto en Europa como en América latina.

Además, ha recordado los importantes beneficios que aporta un trasplante, tanto como ahorro para el SNS como en beneficio para el paciente, ya que cuando de una donación se derivan todos los trasplantes posibles “se están proporcionando a los distintos receptores 56 años de vida adicionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *