Hiraldo defiende que Doñana está «muy bien» aunque con «problemas que controlar»

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

El director de la Estación Biológica de Doñana (EBD), dependiente del CSIC, Fernando Hiraldo, cree que «con comisión o sin comisión» –en referencia al conjunto de expertos de la Unesco, Ramsar y UICN que visitaron el espacio natural– el Parque Nacional de Doñana está «muy bien», aunque ha admitido que «hay problemas que en el futuro pueden afectar negativamente y que necesitan ser controlados».

En declaraciones a Europa Press, Hiraldo ha sostenido que «Doñana está mejor que nunca en cuanto a conservación como consecuencia de las leyes a nivel regional, nacional y europeo», al tiempo que ha destacado el aumentado de la protección del parque hasta unas 100.000 hectáreas.

Sobre la reunión que mantuvo el sábado con la comisión de expertos internacionales, Hiraldo ha señalado que fue un encuentro «muy bueno», del que salió «contento». Ahora espera que los analistas tengan en cuentan la exposición realizada por la EBD, en la que «no se hablaron detalladamente de las amenazas que tiene Doñana, muchas solucionadas y otras pendientes».

En concreto, la intervención se basó en datos como la evolución de decenas de especies en los últimos años o la ocupación del territorio, además de en la explicación de que «Doñana no tiene problemas dentro, si bien lo que afecta desde fuera y no está resuelto es qué hacer con un espacio natural protegido que tiene en su contexto una superficie muy grande, en la que todo lo que se hace influye en el parque».

Al respecto, argumenta que «salvo catástrofe, las cosas no suelen ser urgentes en la naturaleza», por lo que apuesta por «actuar fuera de Doñana en consenso con los intereses socioeconómicos del entorno». Así, razona que «Doñana hay que conservarla para evitar la alteración imprevisible», para lo cual cree «importante» tener un proceso de seguimiento que permita «detectar los problemas y solucionarlos cuando se produzcan».

«LA REALIDAD ES PARA SACAR PECHO»

Entretanto, valora que «la comisión reconoció que Doñana está estupenda y se podría utilizar el modelo de conservación en otras zonas de humedales que no están igual». Ante ello, celebra que «todo fue bien con argumentos que respondían a la realidad de Doñana», que, a su juicio, «es para sacar pecho y no ir acomplejados», puesto que el espacio natural tiene «unos valores enormes que se saben conservar de forma inteligente, aunque no quiere decir que no tenga problemas que sí los tiene».

Al hilo de ello, justifica que «no se puede entrar fuera de Doñana a suspender regadíos o zonas de ocupación, hay que hablar con la gente para convencer y favorecer el desarrollo del entorno y al mismo tiempo la conservación de Doñana».

Además, se ha examinado el dragado del río Guadalquivir, «con un buen estudio que indica que el estuario del río está cerca del colapso», apunta Hiraldo, que apoya «tomar las medidas necesarias», porque «el estuario influye sobre la pesca, los usos agrícolas o usos diferentes de ocio, que no son el turismo». Así, habrá que respaldar «una solución para todos los usos del río planteando con la mejor intención un dragado que satisfaga en la medida de lo posible sin interferir en los intereses socieconómicos», según ahonda el director de la EBD.

Asimismo, entre las amenazas ha citado el oleoducto de la Refinería Balboa, un proyecto que no comparte Hiraldo, aunque, agrega, «no podemos condicionar el desarrollo de Huelva», al tiempo que anima a «exigir unos planes contra catástrofes que permitan reaccionar de forma ejemplar», de modo que «se traduzcan todos los problemas en nada, no sólo para el Parque de Doñana sino también para toda la costa onubense».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *