Organismos internacionales no ven “tan graves” las denuncias sobre Doañana

ALMONTE (HUELVA), 21 (EUROPA PRESS)

Un representante del Convenio internacional Ramsar para la Protección de los Humedales Delmar Blasco, que forma parte de la comisión que visita el Espacio Natural de Doñana hasta el sábado, ha asegurado este jueves que las denuncias expuestas hasta el momento por las organizaciones ecologistas “no son tan graves” como para que Doñana pierda o pueda perder alguna figura de protección o su calidad de inscripción en los convenios internacionales.

Dicha comisión está formada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, el organismo de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y del Convenio Internacional Ramsar para la protección de los Humedales.

En declaraciones a los periodistas en el Centro de Interpretación El Acebuche en Matalascañas, núcleo costero perteneciente a Almonte (Huelva), Blasco ha apuntado que una vez tengan las conclusiones se las comunicarán al Gobierno de España con el fin de que se solucione la problemática de Doñana presentada por los ecologistas, a lo que ha añadido que esta reunión es “útil” porque ayuda a analizar todos los problemas que existen en cualquier espacio protegido, indicando además que “ya se ha abandonado aquella concepción vieja de conservación”.

Además, Blasco ha apuntado que el objetivo es “compatibilizar el desarrollo del ser humano con los demás seres vivos del planeta”, pero no pudo adelantar ninguna conclusión ya que la visita de la comisión en Doñana finalizará el próximo sábado.

Por su parte, algunas organizaciones ecologistas ya han expuesto a este comité sus denuncias sobre la situación de Doñana. Así, un representante de la Plataforma Ciudadana Refinería No Pedro Fernández ha asegurado que “se están dando los primeros pasos para crear un comité internacional con el fin de proteger Doñana”; idea que harán extensiva a las demás organizaciones.

Por otro lado, el presidente de la Asociación Mesa de la Ría, José Pablo Vázquez, que acababa de unirse con la comisión, le ha expuesto a la misma que la industria química de Huelva “afecta al Parque y es insostenible y obsoleta”. En cuanto a la situación de las balsas de fosfoyesos, Vázquez ha asegurado que la solución propuesta por la Junta de Andalucía es “tapar estos terrenos”, a lo que ha añadido que “un problema que no se reconoce, no se puede solucionar”. Asimismo, ha abogado por que “se declare a Doñana como un sitio en peligro”.

En esta misma línea, Antonio Ramos, representante de Ecologistas en Acción en Sevilla en el ámbito de la minería, ha señalado que el Parque “está amenazado por un sinfín de vertidos mineros”, mientras que el presidente de la Plataforma contra la Contaminación de Almendralejo, Félix Lorenzo, ha apuntado que “se ha puesto sobre aviso a la comisión del aumento de petróleo que llegaría al puerto de Huelva a través del oleoducto de la Refinería Balboa”, el cual se trata de “un proyecto político apoyado por la Junta de Extremadura”.

Por su parte, WWF ha puesto sobre la palestra el problema del dragado del Guadalquivir, así como el daño que supone para el Espacio Natural de Doñana la agricultura ilegal. Hasta el sábado esta comisión visitará Doñana con el fin de sacar conclusiones de estas denuncias, planteadas por los ecologistas, que se comunicarán al Gobierno de España para buscar una solución a las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *