CC.AA. admiten que el aumento de las enfermedades crónicas requiere de un cambio de modelo sanitario

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)

Los consejeros de Sanidad de Andalucía, Valencia y País Vasco, María Jesús Montero, Manuel Cervera y Rafael Bengoa, respectivamente, han coincidido este jueves en la necesidad de afrontar “cambios” en el actual modelo sanitario, más enfocado al tratamiento de las enfermedades agudas, para poner ahora más el acento en el tratamiento de las crónicas, emergentes como consecuencia del progresivo envejecimiento de la población.

En rueda de prensa para informar de la Conferencia para la Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas, que se está celebrando en Sevilla en colaboración con la sociedad de internistas SEMI y la de médicos de familia Semfyc, el consejero valenciano de Sanidad ha advertido, tal y como ya sostiene la propia OMS, que en 2020 “el 78 por ciento de los ciudadanos españoles tendrá una enfermedad crónica”, motivo por el que ha justificado esos cambios, ya que “ése es el futuro de la medicina española”.

“Es importante trabajar codo con codo con las sociedades científicas para marcar la pauta de lo que será la medicina de los próximos años, sus protocolos, la normalización de los mismos, etcétera”, ha explicado Cervera, quien ha insistido en la línea de que la medicina del futuro “pasa por vigilar al ciudadano para que no se descompense su enfermedad y para que esté lo más sano posible”.

Ha admitido que “ése es el esfuerzo que tienen que hacer las administraciones sanitarias en el país”, esto es, “vigilar a los ciudadanos para que no enfermen, porque así conseguiremos que no todo el mundo que tiene una enfermedad crónica tenga que ir al hospital todo el día”.

AUTOCONTROL DEL CIUDADANO

“Es muy importante para ello educar a los ciudadanos para que tengan un autocontrol y puedan medirse en sus domicilios parámetros como la tensión, el pulso o el oxígeno que tienen en sangre”, ha proseguido el consejero valenciano del ramo, quien ha resaltado que si se consigue ese logro “en el futuro conseguiremos menos ingresos y estancias hospitalarias y eso ayudará a gestionar de una forma más racional la sanidad de nuestro país y a que nuestros ciudadanos esté más sanos”, extremo en el que también ha coincidido su homóloga andaluza.

En la misma línea, el consejero vasco ha aludido a que “en unos 15 años” España se convertirá “en el país más anciano de la tierra”, lo que, a su juicio, “obviamente quiere decir que en ciudades como Valencia, Sevilla o Bilbao, si hoy en día hay un 17 por ciento de la población mayor de 65 años, dentro de unos años habrá un 37 por ciento de la población con esa edad”.

“Eso quiere decir, por ejemplo, que el Hospital Virgen del Rocío estará viendo otro tipo de enfermos, por lo que necesitamos prepararnos para ello”, ha advertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *