Una menor educación se asocia con un mayor declive cognitivo, según estudio

(((Noticia embargada hasta las 22:00 horas de hoy)))

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Una menor educación se asocia con un mayor declive cognitivo, según un estudio de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) que se publica en la revista «Journal of the American Medical Association» (JAMA). En la actualidad existen 36 millones de personas con demencia y que se espera que esta cifra se doble cada 20 años.

Los resultados del estudio muestran que los adultos de mayor edad sin demencia y con niveles bajos en plasma de marcadores biológicos de fragmentos de proteína (beta-amiloide 42/40) tenían una mayor tasa de declive cognitivo a lo largo de un periodo de 9 años. Los investigadores también descubrieron que esta relación era mayor entre individuos con menos educación y menores niveles de alfabetización.

Los científicos, dirigidos por Kristine Yaffe, realizaron un estudio para investigar la asociación entre niveles en plasma de beta-amiloide 42 y 42/40 y el declive cognitivo en un grupo de 997 de mayores sin demencia y con una media de 74 años de edad. Los autores examinaron además si las medidas de reserva cognitiva, indicadas por los niveles de educación y alfabetización, modificaban la asociación del nivel de beta-amiloide en plasma con el declive cognitivo.

Los resultados mostraron que el nivel bajo de beta-amiloide 42/40 se asociaba con un mayor declive cognitivo a lo largo de 9 años y una asociación significativa entre los niveles en plasma de beta-amiloide 42 y el declive cognitivo. Además las medidas de reserva cognitiva modificaban esta asociación. Los mayores con una menor alfabetización tenían una mayor asociación con el nivel de beta-amiloide, mientras que aquellos con más estudios tenían una menor asociación.

Los autores señalan la importancia de estos datos dada la prevalencia del deterioro cognitivo y su creciente aumento entre la población, lo que convierte en crucial la prevención. «Para identificar a aquellos bajo riesgo de demencia serían útiles los marcadores biológicos como el nivel beta-amiloide en plasma que son fáciles de obtener y poco invasivos», indican en la publicación del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *