La gripe A podría contener la clave para una vacuna universal, según estudio

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La gripe A podría contener la clave para una vacuna universal, según sugiere un estudio de la Universidad de Chicago que se publica en la edición digital de la revista “Journal of Experimental Medicine”. Los investigadores han descubierto que varios pacientes infectados con la cepa de gripe A de 2009 desarrollaron anticuerpos que protegen contra una variedad de cepas de la gripe.

Según explica Jens Wrammert, primer autor del estudio, “nuestros datos muestran que la infección con la variedad de la gripe pandémica de 2009 podría inducir anticuerpos muy protectores que se ven sólo rara vez tras las infecciones de gripe estacional o las vacunas de la gripe”.

Para Wrammert, estos descubrimientos muestran que estos tipos de anticuerpos pueden ser inducidos en los humanos, si el sistema inmune recibe la estimulación correcta, y sugieren que sería posible una vacunación para la gripe pandémica.

Los anticuerpos aislados de un grupo de pacientes infectados por la variedad de H1N1 de la gripe de 2009 podrían dirigir a los investigadores en sus esfuerzos para diseñar una vacuna que proporcione una protección duradera contra una variedad de virus de la gripe. Los investigadores planean ahora estudiar las respuestas inmunes de quienes fueron vacunados frente al H1N1 de 2009 y no enfermaron.

Los científicos estudiaron muestras de sangre tomadas 10 días después del inicio de los síntomas de nueve pacientes que pasaron por diversos rangos de gravedad de la gripe y la mayoría de ellos se encontraba en la veintena o treintena. El análisis identificó leucocitos que producían anticuerpos contra el virus de la gripe y de los que se aislaron los genes para producir anticuerpos en cultivos celulares (hasta 86 variedades). Los investigadores evaluaron entonces contra qué variedades de la gripe reaccionaban estos anticuerpos.

El trabajo identificó hasta 5 anticuerpos que reaccionaban ante todas las variedades de gripe H1N1 estacional de la pasada década, incluyendo la gripe española del 18 y la aviar H5N1. Algunos de los anticuerpos se adherían a una región del virus, una proteína denominada hemaglutinina, que varía en menor medida que otras regiones virales.

“El resultado es algo como el Santo Grial de la investigación de la vacuna de la gripe. Demuestra cómo producir una única vacuna que podría potencialmente proporcionar inmunidad permanente para toda la gripe. La sorpresa fue que una variedad tan diferente, al contrario que la mayoría de las variedades comunes, podría conducirnos a algo tan ampliamente aplicable”, concluye Patrick Wilson, coautor del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *