MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La promesa de demoler el hotel El Algarrobico (Almería) y la lucha contra el cambio climático y el compromiso de reducir un 30 por ciento las emisiones de CO2 han sido los mejores hechos en materia medioambiental de 2010, frente a la aprobación de prospecciones de gas y petróleo en el Mediterráneo o la “condena a la extinción” del atún rojo, según la organización ecologista Greenpeace.

Además, en su balance del año, la organización añade que, en materia medioambiental 2010 habría sido “un año para olvidar” si no fuera por el “inesperado” hecho de que Elena Espinosa abandonaba su cargo como ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) “dos días después de anunciar recortes presupuestarios que dejaban la parte ambiental de ese departamento “en la más absoluta marginalidad”.

Greenpeace celebra el nombramiento de Rosa Aguilar como nueva titular del MARM, aunque lamenta que haya empezado su mandato “con luces y sombras”.

Asimismo, lamenta que la Ley de Economía Sostenible, ya en el Parlamento, era la “pretendida herramienta para cambiar el modelo productivo que tanto daño está haciendo al medio ambiente se ha quedado, tan solo, en un título vacío de contenido”, lo que para Greenpeace se trata de “otra oportunidad perdida”.

2011: AÑO CLAVE

Para el director de campañas de Greenpeace, Mario Rodríguez, 2011 será “un año clave en la lucha contra el cambio climático” porque en este periodo Europa retomará el liderazgo o lo perderá definitivamente, por lo que, a su juicio, “España tiene que estar empujando para que la UE no defraude al mundo”.

“No queremos que la ministra se limite a pintar el ministerio de verde. Queremos que el Gobierno español apueste con claridad por las renovables, por el fin de la sobrecapacidad de nuestra flota pesquera, por la paralización del proceso de elección de ubicación del cementerio nuclear, por una agricultura sin transgénicos, por una agencia de sostenibilidad química, por una política pública de compras que impida la entrada de madera procedente de talas ilegales. Queremos que el hotel ilegal El Algarrobico sea demolido”, ha resumido Rodríguez.

RANKING 2010

Igualmente, la organización ha elaborado un “ránking” de buenas noticias ambientales en 2010 en el que en primera posición se sitúa el apoyo del Gobierno durante la Cumbre del Clima de Cancún (México) la reducción de emisiones del 30 por ciento.

En segundo lugar, sitúa el cese de los vertidos de Fertiberia a las marismas del Tinto en Huelva. A este hecho le siguen la entrada en vigor el 1 de agosto del Tratado contra las bombas de racimo; el apoyo del gobierno de Baleares de crear un santuario para el atún rojo y el reconocimiento de la importancia de la pesca tradicional en la reforma de la Política Pesquera Común.

En la segunda mitad del ránking, Greenpeace celebra que la superficie cultivada con transgénicos comerciales se haya reducido, por segundo año consecutivo, un 11 por ciento respecto a 2009; la disminución “sin precedentes” de las emisiones emitidas por los coches adquiridos este año en el mercado europeo (5% menos que el año anterior).

En séptimo lugar, ubica el “amplio rechazo social, territorial e institucional”, contra el proyecto de ubicación del almacén temporal centralizado de residuos nucleares de alta actividad. A este hecho le sigue que la justicia haya avalado nuevamente las tesis de ilegalidad del hotel El Algarrobico, en Almería; o que grandes empresas multinacionales como Nestlé hayan cancelado sus compras de aceite de palma y papel procedentes de la destrucción de las selvas de Indonesia.

Por último, celebra que los incendios forestales hayan obtenido “el mejor dato desde que se tienen registros”, puesto que han ardido 44.000 hectáreas en lo que va de año y que en marzo de 2011 los biberones para bebés en Europa dejarán de contener Bisfenol A, una sustancia que provoca enormes riesgos para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *