MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Warwick en Inglaterra investigan el uso de la luz como reactivo de un nuevo compuesto, que han desarrollado basado en platino, que podría convertirse en un “potente” tratamiento contra el cáncer.

El estudio, que ha sido recientemente publicado en “Angewandte Chemie”, cuenta con la participación de la investigadora española Ana Pizarro, y con la colaboración de un grupo del hospital escocés Ninewells en Dundee, que participa en el ensayo de los nuevos compuestos basados en platino que se “activan con luz”.

Estos compuestos, inocuos en la oscuridad, son mucho más potentes que otros fármacos basados en platino actualmente en uso clínico cuando son activados con luz. Puesto que los compuestos requieren luz para ser activados, atacan células cancerosas de una manera mucho más controlada que en tratamientos similares. Además, es soluble en agua, lo cual es una gran ventaja con respecto a fármacos similares.

“Estos compuestos pueden tener un gran impacto en futuros tratamientos contra el cáncer. La activación a través de luz da a estos compuestos una gran potencia tóxica al mismo tiempo que permite dirigir el tratamiento con gran precisión sólo hacia las células cancerosas”, afirma Peter Sadler, catedrático del Departamento de Química en la Universidad de Warwick, quien dirige el proyecto de investigación.

Los ensayos mostraron que el compuesto, una vez es activado con luz azul, es tremendamente efectivo, y tan solo requiere una concentración de 4 miligramos por litro para eliminar el 50 por ciento de las células cancerosas. Los investigadores has empezado a examinar la eficacia de este compuesto en cáncer de ovario y de hígado. Los resultados preliminares son excelentes pero las pruebas aun no han concluido.

Lo más significativo de este nuevo compuesto es que no sólo se puede activar con luz ultra-violeta, sino que también se puede activar con dosis bajas de luz visible azul o verde. “Activación usando luz genera un compuesto fuertemente citotóxico mas eficaz que, por ejemplo, el cisplatino, en condiciones similares”, añade.

“Creemos que compuestos foto-activables de platino harán posible tratar tumores donde quimioterapia con compuestos de platino no ha funcionado o ha tenido que dejar de administrarse debido a la alta toxicidad del medicamento”, dice Sadler.

Según la investigadora Pizarro, “la mayor ventaja de este tipo de compuestos es, no sólo una gran eficacia en destruir células tumorales, sino el hecho de que sólo atacan células en el lugar de la aplicación de la luz”.

“Nuestro objetivo es llevar a uso clínico un fármaco que se administre al paciente en todo el cuerpo, pero solamente sea activado en el tejido canceroso. De este modo el resto del organismo no quedaría afectado, eliminando los efectos secundarios de la quimioterapia, que suelen ser una de las mayores razones de que ésta fracase”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *