MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Junta Directiva de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP) asegura que seguirán las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) de seguir utilizando las hormonas del crecimiento (GH) en las indicaciones terapéuticas y dosis que han sido autorizadas para estos medicamentos, a la espera de que se complete la revisión del perfil de seguridad de estos fármacos.

Después de que las autoridades sanitarias europeas hayan decidido abrir una investigación para comprobar si estos fármacos conllevan un mayor riesgo de mortalidad en quienes la consumen, como sugieren los resultados de un estudio epidemiológico realizado en Francia.

Ante esta situación, y a la espera de que concluyan este estudio, previsto para mayo de 2012, aseguran que «seguirán las recomendaciones internacionales sobre el uso de dicha hormona, tanto en el diagnóstico como en la dosis utilizada».

Según destaca esta entidad, la utilización de la hormona de crecimiento en España está restringida a hospitales y controlada por diferentes comités autonómicos en base a las recomendaciones de la EMA, mientras que el tratamiento debe ser prescrito por los servicios de Endocrinología Pediátrica o de Endocrinología.

Además, insisten en que «no se puede recomendar el uso de la hormona del crecimiento fuera de las indicaciones oficiales y científicamente consideradas, salvo en estudios de investigación en ensayos clínicos.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha informado de que la dosis máxima de somatropina, principio activo de esta hormona, es de 50 microgramos por kilo de peso y día, «dosis que no deberá ser excedida».

Esta misma semana, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha emitido un comunicado para recordar que el empleo no indicado de estos medicamentos ser muy nocivo para la salud, recordando además que existen muchas posibles indicaciones para el tratamiento con hormona del crecimiento que actualmente se encuentran en fase de estudios experimentales o clínicos.

«Deseamos llamar la atención sobre la prudencia y el rigor científico que debe presidir el uso de la hormona del crecimiento en humanos y recordamos que la SEEN recomienda no utilizar la GH fuera de las indicaciones reconocidas por las autoridades sanitarias y recogidas en su ficha técnica hasta disponer de evidencias científicas sólidas que permitan ampliar su espectro de indicaciones», afirman en un comunicado oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *