Revilla lamenta que el CSIC no se haya querido «mojar» y advierte que la decisión final será «política»

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El Patronato de Altamira ha acordado trasladar a un grupo interdisciplinar e internacional la elaboración de un estudio sobre el que apoyarse para la reapertura de la cueva original, cerrada desde 2002 ante el riesgo sobre su conservación.

Así lo ha adelantado este jueves en Santander la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien ha señalado que los «exhaustivos» estudios científicos realizados hasta la fecha por el CSIC han constatado que la evolución del estado de la cueva es positiva respecto a cuando se detectaron los microbios que afectaban a las pinturas.

La composición de este grupo de investigación se dará a conocer en la próxima reunión del Patronato, durante el primer trimestre del año próximo y también en Cantabria, aunque ya se ha avanzado que contarán con representantes de la UNESCO.

En cualquier caso, Gobierno central y regional parten de la base de que todos los estudios tienen que hacerse comparando los resultados durante las cuatro estaciones del año, es decir, que como mínimo durarían un año entero. En principio, estiman que, en total, estos trabajos podrían durar unos 18 meses.

La ministra de Cultura ha precisado que se «apretará las tuercas» a los científicos para evitar que «se duerman en los laureles», a lo que Revilla ha agregado que no quiere que la decisión se «dilate indefinidamente».

Aún se desconoce el presupuesto que necesitará este grupo para su financiación, según ha explicado la ministra. «Botín paga la mitad», ha apostillado Revilla. «Y Altamira es una prioridad para el Ministerio de Cultura», le ha replicado acto seguido González-Sinde.

Revilla ha expresado que se siente «decepcionado» porque «estas conclusiones podían haberse dado antes» en lugar de haberse pasado «tanto tiempo en este «impass». «El «impass» ha permitido que la cueva esté mejor», le ha puntualizado al presidente la ministra de Cultura.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha lamentado que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) no haya querido «mojarse» con el tema, mientras que González-Sinde ha mostrado su «admiración» por el trabajo de estos investigadores.

DECISIÓN POLÍTICA

Revilla confía en que los nuevos estudios «den un atisbo de luz» para tomar una decisión que, sin embargo, ha advertido que en última instancia será «política», aunque basada en informes técnicos, pues, ha precisado, nadie adoptaría una decisión política en contra de informes técnicos «contundentes» en contra. Esta «decisión política» se adoptará en cuanto se vea el «mínimo resquicio técnico» porque el objetivo es que Altamira se abra «cuanto antes».

Tanto la ministra como el presidente han coincidido en que la gruta que alberga las pinturas rupestres debe reabrirse. Según González-Sinde, «es importante el acceso de los ciudadanos a la cultura», a lo que Revilla ha añadido que el hecho de poder decir que la cueva de Altamira esté abierta, aunque sea para visitas reducidas de entre cinco y diez personas, supone un «activo imparable» para Cantabria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *