VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

Estudios de resonancia magnética realizados por Gracian García, miembro del equipo de Cuantificación de Hospital Quirón Valencia, permiten identificar el funcionamiento anormal del cerebro en pacientes con esquizofrenia. Así, estos trabajos analizan la conectividad de las áreas cerebrales en este tipo de enfermos para contribuir en el conocimiento, la investigación y la formación médica en esta enfermedad.

Los estudios se han presentado en el XI Congreso Multimodalidad de Resonancia Magnética, celebrado este martes en el Palacio de Congresos de Valencia con el patrocinio del Grupo Hospitalario Quirón, han informado fuentes de esta entidad en un comunicado.

En la actualidad, la esquizofrenia sigue siendo una de las enfermedades en las que se están realizando numerosos esfuerzos en el ámbito de las neurociencias, pero a pesar de las mejoras en el campo tecnológico y científico, los mecanismos que desencadenan y predicen la evolución de esta enfermedad siguen siendo desconocidos.

Por este motivo, apunta el doctor Luís Martí-Bonmatí, jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen de hospital Quirón Valencia y presidente de la Asociación para el Desarrollo e Investigación en Resonancia Magnética (Adirm), «es importante un abordaje multidisciplinar desde la clínica y la neuroimagen que nos permita vertebrar todos los hallazgos significativos para comprender e interpretar el origen y la bases fisiológicas de la esquizofrenia».

En este contexto, se está trabajando muy especialmente en técnicas avanzadas de adquisición y posproceso de las imágenes en colaboración con el grupo de Julio Sanjuan, psiquiatra coordinador del grupo de Valencia del Centro de Investigación Biomédica en Red en Salud Mental (Cibersam), junto al que se están realizando numerosos ensayos clínicos para analizar los diferentes mecanismos (genéticos, ambientales y evolutivos) implicados en la enfermedad.

Según Gracián García, ingeniero del equipo de Cuantificación Quirón Valencia, «estos estudios están permitiendo analizar no sólo la estructura y la función de las principales áreas cerebrales implicadas en los circuitos cognitivos y emocionales, sino también las conexiones estructurales, temporales y funcionales existentes entre estas áreas, pudiendo identificar los patrones de anormalidad presentes en enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia».

El Servicio de Radiología de Quirón Valencia y su Grupo de Cuantificación, creado en 2006, es pionero en la aplicación de técnicas de ingeniería a las imágenes de resonancia magnética.

Compuesto por ingenieros superiores en telecomunicaciones e informática, todos ellos poseen una formación complementaria en conocimientos de medicina. Su función principal es aportar un valor añadido al informe radiológico tradicional mediante la extracción de biomarcadores de enfermedad a partir de las imágenes. Todo ello, apuntan, gracias a la radiología digital, la cual nos ha permitido que se puedan aplicar técnicas avanzadas de ingeniería a las imágenes para obtener valores e indicadores no perceptibles a simple vista por el radiólogo.

MATEMÁTICAS Y ANATOMÍA

El grupo de Cuantificación combina el conocimiento en matemáticas y computación con la anatomía y la fisiología, para encontrar nuevos biomarcadores de imagen que expresen cambios objetivos en la enfermedad. Estos biomarcadores permiten detectar la enfermedad en sus etapas más iniciales y evaluar la respuesta al tratamiento de manera muy temprana.

El organismo dedica sus esfuerzos a aplicar estas técnicas al estudio de todo el cuerpo humano a partir de las imágenes que se adquieren en los equipos de resonancia magnética y tomografía computarizada. En la actualidad existen «sólidas líneas de investigación, desarrollo e innovación, como el trabajo en nuevos biomarcadores de angiogénesis asociados a tumores, neuroimagen en procesos degenerativos y demencias y análisis del sistema cardiovascular», han destacado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *