El Gobierno se plantea prorrogar el proyecto al no agotar los fondos presupuestados

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha conseguido poner en circulación 870 vehículos eléctricos mediante el Proyecto Movele, un programa diseñado para fomentar la movilidad eléctrica que contemplaba la comercialización de 2.000 vehículos de este tipo en los años 2009 y 2010 y que expira el próximo 31 de diciembre.

En concreto, a través de este programa piloto se han comercializado hasta el pasado 26 de noviembre 870 vehículos, que han recibido una subvención media de 3.289 euros por unidad, según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) a los que ha tenido acceso Europa Press.

Por tipos de vehículos eléctricos, los más numerosos son las motocicletas con 375 unidades, seguidos de los comerciales ligeros con 267 unidades, los turismos con 98 unidades, los cuadriciclos comerciales con 89 unidades, los comerciales semipesados con 29 unidades y los cuadriciclos-turismo con 12 unidades.

MAS DE 1.200 SOLICITUDES.

No obstante, el Proyecto Movele, que cuenta con 190 concesionarios adheridos, ha recibido solicitudes de subvención para un total de 1.273 vehículos eléctricos, de forma que alrededor de 400 unidades están pendientes de que se resuelvan los trámites.

Fuentes del IDAE consultadas por Europa Press explicaron que en sus dos años de vigencia el Movele podría alcanzar unos 1.500 coches eléctricos comercializados (frente al objetivo de 2.000 fijado por Industria), aunque avanzaron que se está estudiando la posibilidad de prorrogar el proyecto, toda vez que no ha consumido su dotación presupuestaria.

Así, el Proyecto Movele contaba con un presupuesto de ocho millones de euros destinado exclusivamente a subvencionar la compra de coches eléctricos. A cierre de noviembre, las operaciones solicitadas se correspondían con unos fondos de 3,75 millones de euros, con lo que quedarían sin consumir otros 4,25 millones.

MADRID, A LA CABEZA.

Por comunidades autónomas, Madrid se sitúa a la cabeza con 400 vehículos eléctricos demandados, por delante de Cataluña con 241, País Vasco, con 52, Andalucía con 40, Murcia con 34, Comunidad Valenciana con 30, Castilla y León con 15, Islas Baleares con 14 y Galicia con 10.

En cuanto al tipo de cliente, de los 870 vehículos eléctricos comercializados en el marco del Plan Movele, 464 fueron adquiridos por empresas, 176 por empresas de servicios públicos, 126 por instituciones públicas y 104 por particulares.

En otro orden de cosas, el Proyecto fijaba también como objetivo el establecimiento de 500 puntos de recarga de coches eléctricos entre 2009 y 2010. A falta de un mes para la prevista finalización del programa, se habían instalado 216 puntos de recarga en 83 localizaciones de 37 ciudades, 44 de ellos financiados con cargo al Movele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *