MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Las mujeres españolas mayores de 50 años deberían someterse a una prueba de detección precoz del cáncer de colon cada dos años para reducir las tasas de mortalidad de este tumor, el segundo que más fallecimientos causa en la mujer, sólo por detrás del de mama, con más de 4.000 defunciones cada año en España y con una mortalidad estimada en el 12 por ciento de los casos.

Así lo ha manifestado el director del Centro Médico Instituto Palacios, el doctor Santiago Palacios, quien ha asegurado que las nuevas técnicas de detección precoz, basadas en análisis de sangre comunes, permitirán aumentar el número de diagnósticos precoces y, por tanto, el porcentaje de éxito en la curación del cáncer de colon.

En declaraciones a Europa Press, el doctor Palacios ha explicado que estos nuevos test, que comercializa en España CGC Genetics, tienen una efectividad superior al 90 por ciento en estadios “muy precoces”, frente al 60 por ciento de eficacia que ofrecen las pruebas tradicionales basadas en el análisis de hemorragia oculta en heces.

Las nuevas pruebas detectan la presencia de la forma metilada del gen “septina 9”, encontrada en más del 90 por ciento de los tumores de colon, pasando a la sangre en forma de ADN libre. La presencia de este gen en el plasma indica la posibilidad de que exista una neoformación relacionada con el cáncer de colon, algo que, en opinión del doctor Palacios, puede darse en uno de cada diez mujeres mayores de 50 años.

Hasta ahora, comenta este especialista, “se daban muchos falsos positivos porque las mujeres tienen muchas hemorroides y se producen muchos sangrados que no corresponden con la realidad”. Sin embargo, advierte, estas nuevas pruebas “no vienen a sustituir a las colonoscopias, ya que cuando los nuevos test dan positivo es necesaria la exploración y la biopsia para confirmar el diagnóstico”.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS NUEVAS PRUEBAS

Entre las ventajas de estos test, que ofrece el Instituto Palacios dentro de su nueva unidad de detección precoz del cáncer de colon en la mujer, destaca que, en comparación con las pruebas tradicionales, no necesitan preparación previa especial (no hace falta ayunar), no requiere de una segunda visita para entregar la muestra y los resultados se obtienen en un plazo aproximado de 15 días.

Por su parte, el principal inconveniente es su “alto precio” que, según el doctor Palacios, “se reducirá cuando pasen unos años y se compruebe su buena relación entre coste y efectividad ya que, de acuerdo con las estimaciones, se podría reducir hasta un 30 por ciento la mortalidad por este tipo de tumores con un “screening” generalizado en la población mayor de 50 años”.

Para el director del Instituto Palacios, los avances científicos de los últimos años han convertido al cáncer de colon en “uno de los más prevenibles”. No obstante, subraya, “los cambios en la dieta asociadas a un mayor consumo de grasas, así como el incremento de las tasas de obesidad siguen situando a los hábitos saludables como un factor fundamental en la lucha contra este cáncer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *