MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar ha asegurado que la lucha contra el cambio climático es una “prioridad total” del Gobierno y, en este sentido ha asegurado que España está muy comprometida y va a jugar un “papel activo” para dejar las cosas claras “en cuanto a compromisos” en la Cumbre del Clima que se celebra en Cancún (México).

En declaraciones a Televisión Española recogidas por Europa Press, Aguilar ha señalado que el Gobierno no quiere que se frustren las expectativas de la cita de Cancún, que “se mire atrás hacia Copenhague” (la anterior cumbre de cambio climático de 2009) de la que ha dicho que “no respondió a las necesidades”.

De esta manera, en su opinión se podrá dar un paso “cualitativo y cuantitativo” que permita en una “transición justa”, implementar desde el ámbito medioambiental ese modelo de crecimiento necesario para la humanidad para avanzar en todos los ámbitos de la vida y para generar oportunidades en el ámbito del empleo.

A nivel nacional ha advertido de que en su gestión se va a defender “todo lo que significa” impulso a una política agrícola común “más verde”, desde la seguridad alimentaria, desde la sostenibilidad social, económica y ambiental y teniendo en cuenta que los agricultores y ganaderos son “los primeros garantes del medio ambiente”, porque desde su actividad, lo preservan y cuidan.

Además, sobre su promesa de pintar de verde el MARM durante su toma de posesión ha explicado que lo que quiere decir es que todas las políticas agrícolas, pesqueras o de agua tienen que llevar aparejadas medidas que adopten el “nuevo modelo” de desarrollo sostenible, la sostenibilidad, porque en ese contexto se van a originar las “nuevs oportunidades”.

Por otro lado, la ministra ha recordado que la postura de España respecto a las capturas de atún rojo es “muy clara” y coincide con la de otros países como Francia, Italia o Malta, que plantean que sean los informes científicos los que “determinen las decisiones que se tengan que adoptar”.

En este sentido, considera que los informes científicos daban base para mantener las toneladas de captura en 13.500 y que el gobierno español no entiende que tuvieran que bajar el número de toneladas de captura. Así, sobre la reciente reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), ha indicado que se ha entendido que había que “ir a una pequeña reducción” y por tanto, se ha fijado una cuota de 12.900 toneladas, de las que a España le corresponderá una reducción de 100 toneladas.

Por último, ha subrayado que el tema de los chiringuitos de playa se va a solucionar porque, en su opinión, se le puede dar una respuesta “adecuada y concreta” por lo que ha pedido “a todo el mundo” que se quede tranquilo. “Los puestos de trabajo se van a preservar y la actividad económica se va a poder seguir desarrollando”, ha insistido. Finalmente, ha pedido tanto a los que disfrutan de los chiringuitos un rato como quienes lo impulsan y mantienen una actividad que da empleo que sepan “cuidar y respetar el espacio y preservarlo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *