BRUSELAS, 30 (EUROPA PRESS)

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha reclamado que la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) preste “más atención” a la lucha contra el cambio climático y a la protección de la biodiversidad porque considera “fundamental” la aportación del sector agrícola europeo para contribuir a la sostenibilidad medioambiental en Europa y contribuir a “acelerar” la transición hacia economías verdes en el Viejo continente.

Durante la presentación del cuarto informe sobre el Estado y las Perspectivas del Medioambiente en Europa, la directora ejecutiva de AEMA, Jacqueline McGlade, ha defendido que no se podrá garantizar “un uso de los recursos naturales más justo y equitativo” en el futuro “si no se toman acciones contra el cambio climático”.

También ha subrayado la necesidad de que en la próxima reforma de la PAC se identifique “dónde están las tierras más productivas” y “qué alimentos podemos producir” en un intento por atajar “la creciente vulnerabilidad” de las mismas y garantice un uso de la tierra y de los recursos hídricos “más prudente y precavido”.

“El continuo agotamiento de las reservas de capital natural y los flujos de servicios ecosistémicos de Europa acabarán por socavar la economía y erosionar la cohesión social en Europa”, advierte el informe presentado este martes en la Eurocámara.

ECONOMÍAS VERDES EN 40 AÑOS

McGlade ha dejado claro al respecto que el actual modelo de consumo y de producción “amenazan los recursos” y ha subrayado la necesidad de “acelerar” la transición hacia la creación de economías verdes en Europa, algo que en su opinión dependerá de que exista “una narrativa común” para impulsar dicha transición y consideró “razonable” pensar que la transición se completará en su opinión en un plazo de 40 años.

El presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek, ha asegurado que la UE y los Veintisiete han tomado acciones “muy valiosas” para proteger su medioambiente en los últimos cinco años pero admite que es necesario “encontrar una manera innovadora para utilizar los recursos de forma más eficaz”. “Se necesita hacer más contra el cambio climático”, ha reconocido.

Aunque Buzek se ha mostrado a favor de que la UE aumente su objetivo de reducir sus emisiones de CO2 del 20 al 30 por ciento en 2020, dejó claro que no será un compromiso “unilateral” y “sin condiciones” frente a otros países emisores contaminantes e insistió en que la UE espera que haya un acuerdo “vinculante” a nivel mundial contra el cambio climático en la Cumbre prevista en Johannesburgo en 2011.

Buzek también ha instado a invertir en los próximos años “entre 10.000 y 20.000 millones de euros en nuevas tecnologías” de producción de energía solar y eólica, para aumentar la eficiencia energética y de captura y almacenamiento de carbono entre otros y recordó que otros países como China o Brasil que ya cuentan con tecnologías pioneras en este ámbito. Ello garantizaría a su juicio “una buena transición” hacia una economía verde en Europa.

En todo caso, subrayó el objetivo de la UE de regresar a “un crecimiento económico en dos o tres años” e insistió en la importancia de que las estrategias de salida de la crisis estén “basadas en la economía verde”. “Necesitamos hacer esto inmediatamente”, ha insistido. “La presión sobre los recursos naturales limitados continuará a crecer”, ha advertido, insistiendo en la necesidad de ser más eficaces por tanto en su gestión.

NUEVAS PROPUESTAS PARA AUMENTAR EFICIENCIA

Por su parte, el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha reconocido la necesidad de utilizar de manera “más eficiente” los recursos a nuestro alcance, ha adelantado que el próximo año el Ejecutivo comunitario presentará nuevas propuestas legislativas sobre el uso de recursos eficiente y ha recordado que el coste por la pérdida de la biodiversidad en Europa puede elevarse hasta el 7 por ciento del Producto Interior Bruto de la UE en los próximos años.

Potocnik ha reconocido que los desafíos como los que plantean el cambio climático, la pérdida de biodiversidad o la contaminación medioambiental se han vuelto “más complejos” de gestionar en un mundo global, algo que requiere “una respuesta sistémica a riesgos sistémicos” y ha subrayado la necesidad de “integrar totalmente el medio ambiente en todas las políticas” sectoriales y “hacer más verdes todas las industrias” en Europa.

“La agricultura también está provocando consecuencias dañinas para el medio ambiente. Necesitamos preguntarnos cómo integrar de la mejor manera las preocupaciones medioambientales en la política agrícola. No hay otra manera de gestionar estos problemas que todavía vemos”, ha aclarado. En este sentido, ha defendido la posibilidad de financiar a los agricultores que además de producir contribuyen a la protección del medio ambiente como “concepto público” a proteger, tal y como contempla el comisario de Agricultura en su propuesta de reforma de la PAC.

El informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente propone diez recomendaciones claras para aumentar la protección medioambiental en Europa, entre otros, aumentar los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático, dar prioridad a la protección de la biodiversidad, mejorar las pautas de consumo y de producción, impulsar más programas de prevención de la contaminación del agua y del aire y fomentar “reformas fiscales equitativas” para impulsar “la transformación hacia una economía verde”.

[13:25:05] internacional: ok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *