MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El 48,5 por ciento de los fumadores con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tratados en la Unidad de Tabaquismo de Madrid dejó de fumar, según los resultados del tratamiento del tabaquismo en fumadores presentados este martes durante el V Symposium Internacional sobre Prevención y Tratamiento del Tabaquismo inaugurado por el director general de Atención Primaria.

En esta Unidad se han tratado a un total de 487 fumadores con esta enfermedad, el 65 por ciento de los cuales eran hombres y el resto mujeres. Su edad media era de 58 años y todos tenían un alto grado de dependencia física por la nicotina. Han recibido apoyo psicológico y tratamiento farmacológico y con un seguimiento médico de seis meses.

Los fumadores que sufren EPOC tienen, además, según el estudio que ha realizado la Unidad Especializa en Tabaquismo, unas características especiales: fuman más cigarrillos, tienen mayor grado de dependencia, fuman para evitar el síndrome de abstinencia (y no por placer, como otros fumadores) y su grado de dependencia gestual y social es bajo, mientras que su grado de dependencia psicológica es muy alto.

Dado que su función pulmonar está comprometida, inhalan menos humo al fumar, lo que hace que, paradójicamente, sus niveles de monóxido de carbono en el aire espirado sean más bajos que en el resto de los fumadores. Se trata de fumadores con bajo automatismo, es decir, cuando consumen tabaco lo hacen de manera muy consciente y fuman porque realmente lo necesitan

Este año, el Symposium que se desarrolla hasta mañana miércoles, cuenta con la presencia de destacadas figuras internacionales en el tratamiento del tabaquismo, como Robert West Y Peter Hajek, ambos profesores de dos prestigiosas universidades londinenses y el profesor Donald Taskhin de la Universidad de California.

También se presentarán en la reunión los resultados del Informe ACCESS. Se trata de un informe que ha sido realizado por expertos de 10 países europeos (Alemania, Dinamarca, Holanda, Republica Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Letonia, Bélgica, Austria y España).

El tabaco ocasionó 5.487 muertes en la Comunidad de Madrid en el año 2005, lo que supuso el 13,8 por ciento de todos los fallecimientos en mayores de 35 años. El 87,4 por ciento eran varones, lo que significa que una de cada cuatro muertes en aquel año en varones se puede atribuir al tabaco, lo mismo que a una de cada 29 mujeres. El cáncer de pulmón causó el 34,1 por ciento de las muertes (con un aumento continuado de su incidencia entre las mujeres), la EPOC el 19,6 por ciento, y el 16,3 por ciento enfermedades cardiovasculares.

El tabaquismo es una enfermedad crónica que afecta al 33,7 por ciento de la población madrileña y al 30 por ciento de la española. Es la primera causa evitable de muerte en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *