MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La mitad (52%) de las mujeres de entre 18 y 29 años se “van de copas”, “de cañas” o “hacen botellón” todos o casi todos los fines de semana y hasta un 41 por ciento asegura que el alcohol influye para no utilizar un método anticonceptivo a la hora de mantener relaciones sexuales, según los resultados de un estudio promovido por el Círculo de Estudio en Anticoncepción (CEA).

De este modo, el análisis de las más de 3.000 encuestas realizadas entre mujeres de esta franja de edad que han participado en el estudio “Ring 2: sexo, alcohol y anticoncepción entre las jóvenes en España”, revela que el consumo de alcohol elimina bastante (40,5%) y mucho (22%) las “barreras para practicar sexo”.

De hecho, el 38 por ciento de las jóvenes consultadas reconoce haber mantenido relaciones sexuales en alguna ocasión sin utilizar preservativo o protección hormonal, motivadas por la relajación en el uso de anticonceptivos que reconoce que les confiere el alcohol y ante “el consiguiente riesgo de un embarazo no deseado”. Además, la influencia del alcohol en este aspecto aumenta hasta un 46 por ciento entre las jóvenes de 18 y 20 años.

En el estudio también se preguntó a las mujeres sobre sus conocimientos acerca del efecto del alcohol en la eficacia de los métodos anticonceptivos, ya sea por inducir al olvido de la toma diaria o por la posible pérdida de eficacia en caso de vómitos.

A este respecto, entre las usuarias de la píldora diaria, el 38 por ciento afirma que “no se ha planteado que si se emborracha y vomita, podría correr el riesgo de un embarazo no deseado”. Además, el 36 por ciento de las usuarias de la píldora reconoce que “esta posibilidad puede ocurrirles a ellas”.

La ginecóloga adjunta del Hospital Universitario de Guadalajara y presidenta de la Sociedad Española de Contracepción, Esther de la Viuda, apunta a “una relación entre el consumo de alcohol y los embarazos no deseados” en virtud de estos datos.

Por su parte, el jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, Iñaki Lete, explica que pese a que un 80 por ciento de las mujeres utiliza métodos anticonceptivos eficaces, como el preservativo, “al ser un método directamente relacionado con el coito es pausible que sea mal o no utilizado en circunstancias de abuso de alcohol”.

A la vista de los datos de esta encuesta y para evitar riesgos de embarazo no deseado debido a la influencia del alcohol, ya sea por mantener relaciones sexuales sin utilizar anticonceptivos o por la

posible pérdida de eficacia de los métodos utilizados, los expertos del CEA consideran que cuando se utillizan métodos de administración semanal, mensual o a más largo plazo hay una menor influencia de los efectos nocivos que puede producir el alcohol (vómitos y olvidos).

En este sentido, el jefe del Servicio de Ginecología del Hospital General de Requena de Valencia y presidente de la Fundación Española de Contracepción, Ezequiel Pérez Campos, ha destacado que existe “un número creciente de mujeres jóvenes que demandan métodos anticonceptivos hormonales no diarios por la comodidad que representan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *