MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El 70 por ciento de los españoles cree que dedicar más fondos públicos a cuidar el medio ambiente, con medidas como destinar un porcentaje del PIB a esta tarea, mejoraría la salud de la población, que con el cambio climático ha aumentado su riesgo de sufrir cáncer de piel, enfermedades respiratorias y enfermedades tropicales.

Así lo refleja el estudio realizado por la Fundación Mapfre, en colaboración con la Fundación Gaspar Casal, sobre una encuesta realizada a 1.200 mayores de 18 años. Sus resultados se han presentado este lunes en la jornada sobre salud y medio ambiente, organizada en Madrid por la Fundación de Ciencias de la Salud, Mapfre y GSK.

Este informe ha constatado que el 43 por ciento de esta población dice que destinar fondos a mejorar el medio ambiente mejoraría, a su vez, «mucho» o «bastante» la salud pública, frente al 31 que cree que mejoraría «un poco» y el 17 por ciento que niega cualquier mejora.

La distribución de población favorable a este tipo de inversiones no cambia por razón del hábitat, pero sí que lo hace en función del género. Así, el 32,5 por ciento de las mujeres frente al 30 por ciento de los hombres cree que esta medida «mejoraría mucho» la salud global.

Por edades, los menos optimistas son las personas entre 25 y 34 años, con un 11,8 por ciento de encuestados que opina que esta medida «no cambiaría nada». Los más optimistas son los mayores, de 75 a 84 años –el 51% cree que esta medida «mejoraría mucho» la salud pública– y los jóvenes entre 18 y 24, con apoyos del 43 por ciento.

Cerca del 90 por ciento de los españoles cree que el medio ambiente es «el factor que más influye» en su estado de salud, superado tan solo por la asistencia sanitaria recibida, y casi el 70 por ciento considera la nueva situación «consecuencia de la actividad humana».

El 68 por ciento de la población piensa que el cambio climático es un proceso provocado por la actividad humana, frente a un 13,8 por ciento que piensa que se debe a un proceso natural y a un 15,8 por ciento que lo atribuye a ambas cosas.

El 86 por ciento cree que el cambio climático aumentará los casos de cáncer de piel, el 84 por ciento que multiplicará el asma y las enfermedades respiratorias y el 54 por ciento las enfermedades tropicales. Asimismo, el 83 por ciento cree que empeorará calidad del agua y alimentos y el 80 por ciento que afectará al frío y al calor.

Así, un 34,6 por ciento de los encuestados juzga «muy importante» que se fomenten medidas para conservar el medio ambiente. Por ello, más de tres cuartas partes de la población ha tomado ya alguna medida de carácter individual para proteger el medio ambiente y mejorar su salud.

Entre éstas destacan las relacionadas con el reciclaje eficiente de residuos –la acción más extendida– y el consumo responsable de agua. Sin embargo, todavía quedan asignaturas pendientes, como la de alimentarse de manera más sana, hacer un uso adecuado de la energía y no abusar del vehículo privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *