MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

En España fallecen cada día 50 personas a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en total, alrededor de 18.000 españoles cada año y, al menos, uno de cada cuatro fumadores la padecerá a lo largo de su vida, según han informado, con motivo del Día Mundial de la EPOC el próximo 18 de noviembre, NeumoMadrid y AstraZeneca quienes acaban de presentar la monografía “Actualizaciones en la EPOC”, una completa puesta al día para todos los profesionales de la salud respiratorios.

Así, se sabe que el 90 por ciento de los casos se debe al consumo de tabaco, por lo que “se calcula que uno de cada cuatro fumadores desarrollarán EPOC a lo largo de su vida”, explica la doctora Pilar de Lucas, jefa de Sección de Neumología del Hospital Universitario Gregorio Marañón (Madrid) y una de las autoras de la monografía, una completa y novedosa puesta al día dirigida a todos los profesionales de la salud.

“La EPOC está tremendamente ligada al hábito tabáquico, pero desgraciadamente no disponemos de métodos para identificar a la población que será susceptible de sufrir la enfermedad, aunque no hay duda de que el tabaquismo pasivo también supone un factor de riesgo”, advierte.

El 10,2 por ciento de la población entre 40 y 80 años padece esta enfermedad, según el estudio EPISCAN, aunque las cifras varían de una comunidad a otra. En Madrid afecta a un 8 por ciento de la población; en Asturias a un 16 por ciento; en Andalucía entre el 7 y el 12 por ciento; mientras que en Cataluña el porcentaje se encuentra entre el 9 y el 15 por ciento.

También es distinto el índice de mortalidad según comunidades y entre hombres y mujeres. En hombres, la tasa de mortalidad más elevada se da en Asturias, seguida de Ceuta y Murcia, mientras que en mujeres es más alta en Ceuta, Galicia y Comunidad Valenciana. Por el contrario, la mortalidad más baja en hombres ocurre en Melilla, la Comunidad de Madrid y Aragón, mientras que en mujeres es más baja en Cantabria, Extremadura y Melilla.

PIDEN MÁS DIAGNÓSTICOS

En la actualidad se dispone de una técnica sencilla y no invasora para diagnosticar la EPOC, se trata de la espirometría. Esta técnica permite medir la velocidad de entrada y salida del aire a los pulmones y la recomendación es que, al igual que se realizan de manera regular mediciones de la glucosa o la tensión arterial, “también se haga una espirometría de forma rutinaria a toda persona fumadora mayor de 40 años”, asegura la De Lucas.

Por último, la doctora asegura que hoy en día la EPOC es “una enfermedad con esperanza”. “El tratamiento con broncodilatadores y corticoides inhalados, frecuentemente la combinación de ambos, consigue tanto mejorar los síntomas como disminuir las complicaciones”, señala.

En su opinión, otros tratamientos no farmacológicos como la rehabilitación respiratoria mejoran muchísimo la capacidad de ejercicio de los pacientes y su calidad de vida. Por último, “cuando los pacientes se encuentran en situaciones más graves, la oxigenoterapia cróica domiciliaria mejora la esperanza de vida”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *