Explica en Santiago un proyecto “que guiará el rumbo de la física en las próximas décadas”

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 (EUROPA PRESS)

El físico Samuel Chao Chung Ting, premio Nobel en 1976, ha declarado que los investigadores españoles están haciendo “importantes contribuciones” a la ciencia y que el país ha realizado un “gran progreso” en los últimos 30 años, con aportaciones como la participación de la Universidad de Santiago en el proyecto del acelerador de partículas que se desarrolla en el CERN.

El científico señaló que hace tres décadas, cuando empezó a trabajar con ellos, los científicos españoles tenían un retraso con respecto a su entorno, experimentando con “tecnología obsoleta” y como ejemplo, puso que aún se utilizaba la cámara de burbujas pese a que era un dispositivo superado. Ahora, en cambio, contrapuso, las universidades españolas colaboran en las líneas de investigación más importantes a nivel mundial.

Ting es el principal responsable del proyecto AMS-02, una investigación cuyo coste ha sido estimado en 1.500 millones de dólares y que, determinará el rumbo de la Física “en los próximos 30 o 40 años”, según ha declarado el físico ante los medios este jueves durante su visita a Santiago de Compostela para participar en el programa ConCiencia.

El proyecto AMS busca dilucidar si existe antimateria en estado natural fuera de nuestra galaxia, colocando en la Estación Espacial Internacional una especie de imán que en los próximos 20 años buscará rastros de antimateria hasta el mismo confín del Universo. Los componentes del experimento serán transportadoos al espacio en el que será el último vuelo de la lanzadera espacial, el 27 de febrero de 2011.

Si los resultados son positivos, como Ting cree, cambiarán las actuales teorías sobre el orígen del Universo. El científico admitió que es posible que se descubra que no hay antimateria en estado natural y se demuestre que estaba equivocado, pero “eso no es un problema”. Según el científico, la labor del investigador es realizar el experimento con las máximas garantías y honradez, y declaró que “la ciencia avanza refutando teorías, no confirmándolas”.

COLABORACIÓN INTERNACIONAL

El proyecto, aunque financiado por el Gobierno estadounidense, cuenta con la colaboración de 500 científicos de todo el mundo y la participación de 56 instituciones de 16 países diferentes, incluidos países emergentes. Así, China e India aportan componentes de alta tecnología a los grandes proyectos científicos y están a la par de los países europeos, según fue resaltado en la reunión con los medios.

En concreto, China, de donde proviene la familia de Ting –aunque el científico nació y trabaja en Estados Unidos y dice sentirse de Michigan– ha fabricado la pieza central del AMS.

ACTIVIDADES EN SANTIAGO

Samuel Ting dará en la capital gallega la conferencia “El AMS en la Estación Espacial Internacional: un experimento para buscar el Universo de la antimateria y los orígenes de la materia oscura y radiación cósmica”, que se celebra este jueves en el Centro Sociocultural Fundación Caixa Galicia. El mismo día se reúne con el alcalde y da una charla para los alumnos de la Facultad de Física.

El científico está en Galicia como parte del calendario de actividades de ConCiencia, un programa desarrollado entre la Universidad de Santiago de Compostela y el Consorcio de Santiago y dedicado a fomentar el conocimiento de la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *