MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El director del área de Ingeniería Ambiental del CEDEX, Fernando Magdaleno, considera que es necesaria una moratoria en la construcción en las costas españolas con el objetivo de proteger los ríos, el litoral española y, en definitiva, el agua como recurso principal de la vida y necesidad medioambiental.

Durante la presentación del informe «¿Debe el agua de los ríos llegar al mar? Orientaciones para una gestión medioambiental del agua en España» editado por la Fundación Alternativas, Magdaleno ha destacado que la calidad del agua es síntoma del bienestar humano de un país y define el bienestar futuro.

«Los ríos no tienen agua de sobra y el agua de los ríos que va al mar es necesaria», ha asegurado el técnico, que considera que el agua que está por encima del caudal ecológico «no es agua tirada al mar ni malgastada» porque los ríos arrastran sedimientos y el déficit en las costas tiene consecuencias negativas en el litoral».

Además, el experto estima que la gestión debe partir de una planificación hidrológica de las diferentes cuencas, definir las demandas, proteger los ecosistemas y establecer medidas y acuerdos que no se encuentre condicionados por presiones políticas y económicas. Todas estas medidas, en su opinión, deben tomarse con la máxima transparencia, y con un apoyo «decidido» de las administraciones.

Para ello, ha subrayado que en España hay, fundamentalmente un problema «de índole jurídico» en el tema del agua. En el estudio recomienda mejorar la legislación, sobre todo los aspectos de gestión ecosistémica del agua de los ríos y de los ecosistemas, en contra de la idea que, a su juicio, se sigue manteniendo una idea de dominio público-hidráulico frente al concepto «ecosistema». «Hace falta que el agua se pague y financie», ha agregado.

En ese sentido, apuesta por mejorar los instrumentos legales en el ámbito de la planificación hidrológica, que ha definido como «fundamental» para el desarrollo socioeconómico del país pero también para la protección del patrimonio natural relacionado con el agua.

Además, el informe concluye que el conocimiento científico debe ser la base desde la que se recupere el funcionamiento eco-hidrológico adecuado de los ríos.

«Cualquier objetivo de gestión medioambiental del agua en España debe comenzar, inexcusablemente, por una disminución de la presión humana sobre la regímenes de caudales, como punto de partida para la mejora ambiental de los sistemas acuáticos», ha advertido, al tiempo que opina que los nuevos planes de cuenca son una «excelente ocasión» para empezar a rebajar la degradación de los regímenes hidrológicos.

Asimismo, el documento insta a buscar un «consenso decidido» en materia de agua por parte de las administraciones públicas y actuar de una manera coordinada, transparente y objetiva los criterios de satisfacción de la demanda y les recuerda que deben cumplir la «exigente» legislación nacional y europea en esta materia para asegurar la protección a corto, medio y largo plazo de los ecosistemas fluviales.

Magdaleno ha recomendado un cambio de modelo en las subvenciones públicas al uso del agua de modo que se derive a aquellos sectores que muestren una mayor eficiencia social y ambiental en su uso y que contemplen la protección y restauración del buen estado de las masas de agua y sus ecosistemas asociados.

Finalmente, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas, Nicolás Sartorius, ha advertido de la necesidad de acometer estas reformas porque, a su juicio, «en el futuro las guerras van a ser por el agua y no por el petróleo». «El agua va a ser el problema central en el futuro», ha apostillado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *