MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Bari, en Italia, han descubierto que tratar con terapia antiviral a los pacientes que han recibido un trasplante de hígado genera en ellos una respuesta viral sostenida que les protege de morir por enfermedades hepáticas.

Los resultados de esta investigación se han presentado en el último Congreso de la Asociación Americana para Estudio del Hígado (AASL, por sus siglas en inglés), que concluye este jueves en Boston (Estados Unidos).

El objetivo de este estudio era determinar los resultados clínicos que se obtenían a largo plazo tratando a pacientes que habían recibido un trasplante de hígado con terapia antiviral para combatir las infecciones recurrentes con el virus de la hepatitis que sufrían en el injerto trasplantado.

El uso en la práctica clínica de terapia antiviral para las infecciones de hepatitis C recurrentes que aparecen después de un trasplante de hígado es un asunto controvertido. Algunos expertos están a favor de este método, pero datos de algunos meta-análisis de estudios publicados desaconsejan este tratamiento por sus frecuentes efectos adversos y por la falta de beneficios clínicos.

La investigadora Mari Rendina, junto con el Grupo ASIF RECOLT-C, examinó los registros de 12 centros de trasplante hepático de Italia durante un periodo de 20 años, los datos de respuesta viral sostenida y los resultados clínicos a largo plazo en pacientes trasplantados.

Demostró que la respuesta viral sostenida se dio en el 35 por ciento de los 448 pacientes cuyos datos fueron analizados en este estudio.

Los investigadores destacaron que los pacientes que alcanzaron esta respuesta viral sostenida recibieron injertos de donantes más jóvenes, tratamientos más largos y dosis acumulativa de interferon. Además, presentaban una menor incidencia de diabetes.

De los 134 pacientes que murieron después del trasplante, el 73 por ciento falleció por enfermedades relacionadas con el virus de la hepatitis C y sólo uno de ellos logró respuesta viral sostenida.

Los investigadores señalan que los pacientes con infecciones por hepatitis C recurrentes que no lograron alcanzar una respuesta viral sostenible tenían un mayor riesgo de morir de una enfermedad hepática.

Para Rendina, «los resultados de este estudio son importantes porque podrían tener un impacto en la atención al paciente, pues erradicar las infecciones por hepatitis C significa proteger a los pacientes de morir de una enfermedad hepática».

Además, estos datos «marcan la dirección para realizar nuevos ensayos clínicos randomizados con el objetivo de explorar distintas opciones de tratamiento, así como la eficacia de nuevos antivirales».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *