SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

Al menos una de cada tres personas que sufren de apnea del sueño, una patología que se caracteriza por la obstrucción repetida de las vías respiratorias superiores durante el sueño, lo que impide a su vez una correcta oxigenación de la sangre, admite que se ha dormido en alguna ocasión al volante, según ha advertido este martes el doctor Francisco Campos, del Servicio de Neumología del Hospital de Valme de Sevilla.

Durante la presentación en Sevilla de la campaña nacional «Vive de día, descansa de noche», que organiza la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), en colaboración con la asociación de pacientes Asenarco y la compañía Philips, Campos se ha referido así a la importancia de controlar una enfermedad crónica «que en España sufre entre 1,5 y dos millones de personas y que aumenta el riesgo de sufrir un accidente de tráfico entre tres y seis veces».

Pese a ser de carácter crónico y limitar también «de forma considerable» la calidad de vida de los que la sufren, este especialista ha advertido del «desconocimiento» que tiene la sociedad en general de esta patología. Prueba de ello, ha aludido al último estudio llevado a cabo precisamente por Asenarco entre junio y julio de este año a un total de 2.543 personas de entre 18 y 70 años mediante entrevistas telefónicas.

En lo que a la comunidad andaluza se refiere, esta encuesta revela que el 87 por ciento de los andaluces desconoce que la apnea del seuño es un trastorno que afecta a su salud y que, «entre el 70 y el 80 por ciento de las personas que la sufren (también extrapolable a nivel nacional) no están diagnosticados».

De igual forma, Campos ha alertado de que más de la mitad de la población andaluza «no sabe identificar los riesgos asociados a padecer una apnea del sueño», entre ellos fundamentalmente la hipertensión. «La mitad de los pacientes con apnea son hipertensos y un tercio de los hipertensos padecen a su vez de apnea», ha enfatizado.

Pese a este desconocimiento en general, tanto Campos como Francisco Betoré, de la asociación de afectados Asenarco, han detallado que los principales síntomas que revelan una apnea del sueño son «el padecer ronquidos intensos, las pausas en la respiración y el tener sueño excesivo durante el día, inclusive aunque se esté haciendo alguna actividad de cierta intensidad».

FACTORES DE RIESGO, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

En cuanto a los factores de riesgo, Campos ha explicado que el principal de ellos es ser obeso, «ya que siete de cada afectados de apnea del sueño son también obesos». Junto a este factor, se ha referido también al consumo de alcohol, tabaco o sedantes, así como tener una edad avanzada».

Respecto a su diagnóstico, ha reconocido que «no existe ningún síntoma por sí sólo que revele que estemos ante un caso de apnea del sueño, aunque los factores anteriormente citados nos ayuden». Por ello, ha abogado por realizar estudios del sueño en unidades del ramo que existen en los centros hospitalarias.

En el ámbito de los tratamientos, ha subrayado que, junto a los tratamientos de tipo higiénico-dietético, es importante también perder peso y no ingerir alcohol, sedantes o consumir tabaco.

DISPOSITIVO CPAP

No obstante, en aquellos casos en los que la apnea ya es muy grave Campos ha apuntado al dispositivo de presión CPAP, que proporciona aire continuo a las vías respiratorias a través de una mascarilla. Con ello, se evita que se cierren durante el sueño y el paciente pueda respirar sin dificultades. Este dispositivo es costeado actualmente por la Seguridad Social.

En cuanto a la campaña «Vive de día, descansa de noche», han informado de que la misma visitará varias ciudades españolas durante los meses de octubre y diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *