TOLEDO, 28 (EUROPA PRESS)

Un presunto vertido incontrolado de origen urbano o industrial que ha llegado a través de las aguas del río Riansares está provocando un “gran” daño ecológico en el ecosistema acuático y en la fauna de la Laguna de El Taray, localizada en Quero (Toledo), según ha denunciado Aproca en un comunicado.

Según ha informado la asociación, los propietarios de la laguna, la familia Oriol, denunciaron días pasados que el vertido ha provocado la pérdida de la vegetación acuática sumergida que ha afectado a las distintas especies de ovas que se encuentran en el lugar, como la “Chara hispida”, “Chara hispida variedad Major”, la “Chara aspera” o “Chara vulgaris”.

La pérdida de vegetación, provocada por el agua sin oxígeno, turbia y con mal olor, que ha dejado de ser apta para la mayor parte de los seres vivos, ha tenido una consecuencia “directa e inmediata” en la fauna acuática que encuentra alimento y refugio en esta laguna, asegura Aproca.

La familia Oriol, prosigue, ha denunciado que el vertido, detectado hace unas semanas, ha llegado a través del río Riansares, afectando a la totalidad de las tablas que conforman la laguna, asociada, al igual que el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, a la inundación que provocan los cursos fluviales.

El agua contaminada ha provocado que miles de aves que encontraban acomodo en esta Reserva de Fauna hayan desaparecido del humedal donde, antes del vertido, se llegaron a contabilizar en censos oficiales la presencia de más de 30.000 aves, apunta.

Luis Fernando Villanueva, presidente de Aproca, entidad que cuenta como asociada a esta finca, ha asegurado que el vertido es un “gran” desastre ambiental con consecuencias “muy negativas” en la conservación de este espacio natural.

La Laguna de El Taray, ha dicho, se encontraba, como el resto de humedales de la Mancha Húmeda, en un momento de “gran esplendor” motivado, en una buena parte, por el momento hídrico que presentaba la laguna, pero sobre todo por las medidas de gestión que se vienen aplicando en ella desde hace decenas de años, lo que le ha llevado a ser modelo de gestión en todo el territorio nacional.

ESCRITO A LA JUNTA

Por todo ello, Aproca ha solicitado por escrito al director General de Áreas Protegidas y Biodiversidad, Alberto López Bravo, y al propio consejero de Agricultura, José Luis Martínez Guijarro, que investiguen las causas del vertido.

Aproca ha realizado un llamamiento a los ayuntamientos de la comarca y, especialmente, a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que determinen la procedencia de los vertidos que se han producido al río Riansares y que, una vez se concluya quién ha sido el causante de los mismos, se proceda a sancionarlo administrativamente o penalmente, según corresponda.

Asimismo, les han pedido que adopten las medidas necesarias para evitar que este tipo de desastres se vuelvan a producir en el futuro y para ello, han instado a que se adopten medidas como una mayor vigilancia de las empresas que pueden producir este tipo de vertidos contaminantes al estar ubicadas en el área de influencia del río Riansares.

Por otro lado, han pedido que se garantice el perfecto funcionamiento de las plantas depuradoras con el fin de evitar este tipo de desastres.

La Laguna de El Taray tiene una “excepcional importancia” para la avifauna acuática, en particular para el pato colorado, garza imperial, pagaza piconegra, chorlitejo patinegro, cigúeñuela, avoceta, bigotudo, aguilucho lagunero y malvasía, además de para una nutrida cohorte de anátidas invernantes y limícolas migratorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *