HUESCA, 24 (EUROPA PRESS)

Profesores del grupo de investigación Bioflora del Campus de Huesca, han editado la versión española de «Anatomía de las plantas con flores», de Paula Rudall. Se trata de la traducción de la tercera edición de la obra de esta investigadora de los Reales Jardines Botánicos de Kew, en Londres (Reino Unido), publicada en inglés por Cambridge University Press.

Según ha informado el Campus de Huesca, el libro, que llega a las librerías españolas de la mano de Prensas Universitarias, la editorial de la Universidad de Zaragoza, está abundantemente ilustrado con fotografías obtenidas tanto con cámara convencional como con microscopio electrónico.

Luis Ángel Inda y Ernesto Pérez-Collazos, investigadores de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, y Manuel Pimentel, de la Universidad de La Coruña, han realizado la traducción y preparado la edición de este trabajo que incorpora los conocimientos más actuales de la botánica contemporánea.

Esta obra ofrece una introducción completa, en tan solo 160 páginas, a la anatomía de las plantas con flores. Apoyándose en imágenes capturadas por distintos medios, desde la lupa al microscopio electrónico, se describen y analizan en ella los diversos órganos y tejidos de las plantas: el tallo, la raíz, la hoja, la flor, la semilla y el fruto. Asimismo, en este texto se expone una visión actualizada de la anatomía vegetal, situándola en un contexto más amplio que abarca, entre otros aspectos, la fisiología y el desarrollo vegetal.

«Comprender la anatomía de las plantas es fundamental para estudiar la sistemática vegetal y la paleobotánica, y también para la biología evolutiva, la fisiología, la ecología y la genética del desarrollo», han señalado los editores, que han considerado que la «obra no sólo es recomendable para estudiantes de botánica y biología de las plantas, sino también para los aficionados y profesionales de la horticultura, además de para los amantes de las plantas».

El Grupo de investigación Bioflora, encabezado por la profesora del Campus oscense, Pilar Catalán, se dedica a estudiar la diversidad florística de Aragón. El Pirineo, Monegros o Teruel son algunos de los escenarios de sus principales líneas de investigación, que hacen hincapié en las especies amenazadas y en las gramíneas. Las relaciones filogenéticas entre plantas, los procesos de colonización

vegetal, o en su adaptación ecológica, son algunos de sus centros de atención.

Bioflora tiene su sede principal en la Escuela Politécnica Superior de Huesca. Junto a investigadores de la Universidad de Zaragoza, entre los que se integran estudiosos de Colombia o Venezuela, participan en este grupo integrantes del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca y de otras universidades españolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *