MÁLAGA, 22 (EUROPA PRESS)

La medicina genómica permitirá vivir más años y con mejor calidad gracias a la personalización de estos tratamientos, según han defendido este viernes en Málaga expertos en medicina antienvejecimiento.

En el marco del Congreso de Medicina Antienvejecimiento que se está celebrando en Málaga, los participantes al mismo han defendido también que el uso rutinario de análisis genéticos permite mejorar el cuidado de la salud.

Ésta es la base de la medicina genómica que permite, mediante el conocimiento de la individualidad genética de cada persona, definir pautas personalizas de actuación que permitan prevenir y tratar enfermedades de una manera precoz, objetiva y personalizada.

De hecho, la relación de la medicina genómica con la medicina antienvejecimiento ha sido abordada por el doctor José Ignacio Lao, director médico de la Unidad de Medicina Genómica del Instituto de Benito en USP-Instituto Universitario Dexeus de Barcelona, quien ha resumido la relación en la idea de «vivir mejor para desear vivir más».

Este especialista ha explicado que dentro de la labor preventiva esencial para el mantenimiento de una vida saludable, la medicina genómica es capaz de integrar la genética con la medicina tradicional mediante el análisis de los genes relacionados con el riesgo para la mayoría de las enfermedades complejas con alta prevalencia en la población, estableciendo las interacciones de estos genes entre sí y con los modificadores ambientales presentes en cada caso.

«Este análisis integral altamente predictivo sobre nuestro potencial de salud permite establecer una actuación preventiva específica, orientando los exámenes médicos de forma racional hacia la modificación de comportamiento o hábitos de conducta a medida de cada persona», ha explicado el Lao.

En su exposición «Medicina Genómica: claves para la medicina personalizada», el especialista ha mostrado su preocupación por datos recientes que sitúan en 25 años la media que los españoles viven con alguna enfermedad. «Si bien es cierto que la esperanza de vida de los españoles se sitúa por encima de la media de la UE (81,8 años), la esperanza de vida con buena salud es de 55,3 años, inferior a la media comunitaria que se sitúa en los 62,6 años».

«Esto nos lleva a plantearnos a los especialistas hasta qué punto hemos sido capaces de plantearnos una estrategia de prevención razonable», afirma el doctor.

Asimismo, se ha referido habla de «cambio radical» en la práctica médica basada en la medicina genómica pues «se podrá predecir, incluso prenatalmente, las enfermedades a las que se esté predispuesto y esto ayudará a tomar las medidas preventivas necesarias para evitarlas sin dejar tiempo a que actúen los factores no genéticos (hábitos y estilos de vida o de exposición ambiental) que al final serían los determinantes de que aparecieran las complicaciones de salud».

Esta nueva práctica médica, ha continuado, hará que la relación médico-paciente sea altamente participativa y permitirá identificar a individuos cuyas particularidades genómicas los ubique en un riesgo alto para padecer diversas enfermedades comunes como la hipertensión arterial, el infarto agudo de miocardio, la diabetes, el cáncer o la obesidad, entre otras.

Por último, Lao ha resaltado también que la aplicación de la medicina genómica permitirá un avance en la prescripción de tratamientos farmacológicos basados en la respuesta metabólica de cada individuo (farmacogenética) garantizando la seguridad y efectividad de cada fármaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *