Se centrará en jóvenes deportistas de 35 años o menos que participen en competiciones que requieran entrenamiento sistemático

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha presentado este jueves, en el marco de la celebración del Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2010, que se celebra hasta el sábado en Valencia, el Estudio Español de Muerte Súbita en Deportistas, la primera investigación que analizará en profundidad la realidad de la muerte súbita relacionada con la práctica deportiva en este país.

En concreto, el estudio realizará un análisis de las muertes súbitas que padecen en España jóvenes deportistas con el fin de conocer las verdaderas causas que provocan su muerte, bien sea durante la práctica deportiva, bien cuando se hallan en reposo tras realizarla. Para ello, incluirá exclusivamente los casos de jóvenes deportistas de edad menor o igual a 35 años que participen en cualquier actividad deportiva que requiera un entrenamiento sistemático y que participen en una competición.

De los siete millones de personas que tienen este perfil en España, se estima que se produce un episodio de muerte súbita por cada 300.000 habitantes. En este sentido, se calcula que el estudio podrá llegar a recoger entre 40 y 50 casos de muerte súbita en España relacionada con el deporte, que son el número de casos de muerte súbita que se estiman en este país en un año.

Con el fin de lograr la máxima participación de las familias y médicos de los afectados, la SEC ha puesto a disposición de la población un teléfono al que llamar ante un episodio de muerte súbita de algún familiar deportista e igual o menor de 35 años: el 682 80 80 80. Además, los casos también podrán ser notificados mediante la página web de la SEC («www.secardiologia.es»).

A pesar de la falta de homogeneidad de los registros que se han hecho en España, ya se conoce que, en la mayoría de los casos, las principales causas de esta enfermedad encuentran su origen en las cardiopatías familiares, por lo que resulta imprescindible estudiar esta base genética.

LA INFLUENCIA DE LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

A este respecto, cuando en el deportista que ha sufrido una muerte súbita existe una sospecha (gracias a las pruebas realizadas, la necropsia o el estudio clínico de sus familiares) de la presencia de una cardiopatía familiar, se procederá a realizar un análisis de los genes implicados en cada una de las posibles cardiopatías.

Si los resultados son negativos y muestran una «autopsia blanca» y no se detecta una cardiopatía familiar evidente en el estudio de los familiares, se procederá al estudio de los genes presentes habitualmente en estas cardiopatías a sus posibles mutaciones genéticas, hasta encontrar la verdadera causa que ha llegado a producir la muerte súbita.

Según ha señalado el secretario general de la SEC y coordinador del estudio, el doctor Julián Pérez-Villacastín, «cuando una persona fallece en estas circunstancias, es fundamental la realización de una autopsia y un análisis exhaustivo que permitan conocer la verdadera causa de la muerte», para ello, «además de contar con un panel de expertos, se necesita también la colaboración de la población y un apoyo jurídico y sanitario».

La muerte súbita relacionada con el deporte en personas jóvenes y aparentemente sanas es muy rara. De los 40.000 casos que aproximadamente se producen anualmente en España, sólo entre 40 y 50 se dan en jóvenes deportistas y, en más del 90 por ciento de estos casos, la causa del fallecimiento es una arritmia cardiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *