Se han marcado ejemplares de águila culebrera con transmisores satélite para saber con exactitud sus rutas de migración

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

La Fundación Migres lleva a cabo un proyecto pionero de investigación con el objetivo de conocer la biología y conservación del águila culebrera (Circaetus gallicus), rapaz diurna catalogada a nivel europeo como «vulnerable» y en España como «insuficientemente conocida», el cual ha permitido hasta el momento localizar por primera vez un dormidero comunal de la especie en el Estrecho de Gibraltar, hasta ahora considerada como solitaria.

Así, durante el estudio de campo del proyecto, en el que colaboran el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Consejería de Medio Ambiente y la Asociación Eólica de Tarifa (Cádiz), el equipo técnico de Migres ha detectado por primera vez una gran concentración de ejemplares de esta especie, ha informado la Fundación Migres en un comunicado.

El descubrimiento se realizó al atardecer, en una zona arbolada del Estrecho de Gibraltar. Este hecho, inusual, motivó que los responsables del estudio hicieran un seguimiento de la zona y pudieran constatar la mayor concentración de estas aves conocida hasta el momento, con 139 águilas culebreras reunidas para dormir juntas en un pequeño valle del Parque Natural del Estrecho.

Este tipo de concentración durante la migración prenupcial, antes de que las aves den inicio a la reproducción, podría tener consecuencias e implicaciones sociales en la especie.

Posiblemente, se trate de una estrategia dirigida a la búsqueda de pareja, de modo que aves con diferentes orígenes geográficos podrían nidificar juntas y propiciar el intercambio genético necesario para favorecer la viabilidad de las poblaciones.

La prestigiosa revista británica de ornitología «Ibis» ha publicado un artículo con el hallazgo realizado por el equipo de la Fundación Migres, al tratarse de un aspecto de la biología de la especie no conocido hasta el momento.

Por otro lado, la Fundación Migres ha marcado ejemplares con transmisores satélite para conocer la localización precisa y diaria de las aves desde que abandonaron el nido. De este modo, se saben con exactitud sus rutas de migración hasta alcanzar el África subsahariana.

A partir de ahora, se estudiarán los diferentes aspectos de la ecología de las aves en sus zonas de invernada, de las que se dispone de un conocimiento aún muy limitado.

El proyecto de investigación se enmarca en el convenio de colaboración establecido entre la Fundación Migres y el CSIC y cuenta con la dirección científica de Miguel Ferrer, profesor de investigación en la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y presidente de la Fundación Migres.

Este estudio sobre el águila culebrera se financia con las medidas ambientales vinculadas a los parques eólicos de la Asociación Eólica de Tarifa.

EL ÁGUILA CULEBRERA

El águila culebrera es una rapaz diurna que se caracteriza por ser relativamente grande (62-67 centímetros de longitud y entre 166-188 centímetros de envergadura) y superar frecuentemente los dos kilogramos de peso.

Machos y hembras son de dimensiones parecidas y apenas existen diferencias de coloración por edades. Los ojos, amarilloanaranjados, son grandes y están dirigidos al frente, lo que le da un cierto aspecto de rapaz nocturna.

Es una especie de distribución Indo-Europea que se extiende a lo largo de la región paleártica, desde la península Ibérica hasta la India a través del sur y el centro de Europa, el Caúcaso, Oriente medio y el centro y sur de Asia.

En África, tan sólo ocupa una pequeña franja en el sector más septentrional. Se desconoce con precisión el tamaño de la población en España, si bien se estima una población actual de unas 2.850 parejas reproductoras en nuestro país.

Las amenazas para la especie se deben, principalmente, a la disminución de las poblaciones de reptiles en zonas agrícolas y a la densidad de la cubierta forestal en zonas rurales abandonadas, aspectos ambos que limitan sustancialmente la superficie en la que la especie puede cazar y alimentarse.

El águila culebrera es una especie forestal que necesita, en las proximidades de la zona de cría, zonas desarboladas o de roca desnuda donde dar caza a los reptiles de los que se alimenta, pues su dieta se compone casi exclusivamente de reptiles, constituyendo las serpientes el 95 por ciento de sus capturas, aunque lagartos, lagartijas, anfibios y ocasionalmente aves y mamíferos forman parte también de su alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *