MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La vitamina B12 podría proteger frente la enfermedad de Alzheimer, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) que se publica en la revista “Neurology”. El trabajo añade más evidencias al debate científico sobre si la vitamina es eficaz para reducir el riesgo de pérdida de memoria. La vitamina B12 se encuentra en el pescado, las aves de corral y otros productos cárnicos.

Según explica Babak Hooshmand, responsable del estudio, “nuestros descubrimientos muestran la necesidad de realizar más investigaciones sobre el papel de la vitamina B12 como un marcador para identificar a las personas que tienen un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer”.

Hooshmand añade que los bajos niveles de vitamina B12 son comunes en la edad avanzada. Sin embargo, los pocos estudios que han investigado la utilidad de la vitamina B12 para reducir el riesgo de pérdidas de memoria han tenido resultados mezclados.

En su estudio de 7 años, los investigadores tomaron muestras sanguíneas de 271 finlandeses de entre 65 y 79 años que no tenían demencia al inicio del estudio. Durante este tiempo, 17 personas desarrollaron enfermedad de Alzheimer.

Las muestras sanguíneas fueron evaluadas en relación a los niveles de homocisteína, un aminoácido asociado con la vitamina B12 y sobre los niveles de la porción activa de la vitamina, llamada holotranscobalamina. Demasiada homocisteína en la sangre se ha vinculado a los efectos negativos en el cerebro, como el ictus. Sin embargo, los niveles elevados de vitamina B12 puede reducir la homocisteína.

El estudio descubrió que por cada aumento micromolar en la concentración de la homocisteína, el riesgo de Alzheimer aumentaba un 16 por ciento, mientras que cada aumento picomolar en la concentración de la forma activa de la vitamina B12 reducía el riesgo en un 2 por ciento. Los resultados continuaron siendo los mismos después de tener en cuenta otros factores como edad, género, educación, tabaquismo, presión sanguínea e índice de masa corporal. La incorporación de folatos no parecía elevar o reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

“Se necesita más investigación para confirmar estos descubrimientos antes de que la vitamina B12 deba ser utilizada en solitario como suplemento para ayudar a proteger la memoria”, concluye Hooshmand.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *