MÁLAGA, 10 (EUROPA PRESS)

El PSOE en el Ayuntamiento de Málaga presentará una moción en la próxima Comisión de Pleno de Sostenibilidad y Medio Ambiente proponiendo la instalación de un sistema que permitiría aprovechar el movimiento de los vehículos a su paso por las vías urbanas de la ciudad para generar energía. Ésta podría destinarse al mantenimiento de farolas, señales luminosas o sistemas de ventilación y calefacción.

En la moción el PSOE plantea que la Agencia Municipal de la Energía presente un proyecto piloto para la instalación de este sistema que aprovecha la energía cinética, así como que la elección de las calles se coordine con el Área de Movilidad del Ayuntamiento para conocer el número de vehículos que normalmente circulan por dichas vías.

Este sistema, denominado “carretera que genera energía”, consiste en una rampa rectangular de varios metros de largo y ancho, con una serie de paneles que sobresalen del suelo 1,5 centímetros. Al pasar el tráfico, éstos suben y bajan y el movimiento se transmite a un motor que produce la energía mecánica, según ha explicado la concejala socialista Begoña Medina, quien ha precisado que la rampa se puede colocar tanto en bandas de deceleración como en el suelo liso, sin que se note su presencia.

Este sistema evitaría la emisión a la atmósfera de 45.000 kilos de dióxido de carbono al año por cada máquina instalada, pudiendo llegar a generar hasta 160 kilovatios por hora, ha indicado a Europa Press la edil del PSOE.

En condiciones normales de tráfico, cada aparato produce unos 30 kilovatios de electricidad a la hora, aunque varía según el número de rampas, su tamaño, la cantidad de vehículos, su peso y frecuencia de paso.

RAMPAS

Según su creador, ha trasladado Medina, cuatro de estas rampas serían suficientes para suministrar energía a las farolas, los semáforos y demás señales de tráfico luminosas en una calle de 1,5 kilómetros de largo. El sistema funciona cuando el vehículo pasa a una velocidad de entre cinco y 90 kilómetros por hora, es silencioso y no daña a los coches ni a ciclistas o motoristas.

El precio de una de estas rampas oscila entre los 24.000 y los 66.000 euros, en función del tamaño y la capacidad de generar energía, que se amortiza en un periodo de entre tres y cuatro años.

Medina ha subrayado que la energía se ha convertido en el eje esencial del desarrollo económico mundial y es necesario “construir un nuevo modelo energético basado en fuentes de generación más limpias, eficientes y duraderas”, que “sustituyan a las fósiles tradicionales y que permitan diversificar el abastecimiento y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a alcanzar los compromisos que se contrajeron en Kioto (Japón)”.

El desarrollo de las energías renovables en España, como ha expuesto la edil del PSOE, ha tenido como resultado la creación de alrededor de 3.000 empresas que se dedican a la producción de energía a partir del sol, viento, movimiento, materia orgánica e, incluso, las olas del mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *