MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Científicos de la Universidad de Cambridge en Reino Unido han descubierto un mecanismo que eleva la presión sanguínea en la preeclampsia, un trastorno potencialmente mortal que se produce durante el embarazo. Los resultados del estudio, publicados en la revista «Nature», podrían tener importantes implicaciones para el tratamiento de la preeclampsia, así como de la hipertensión.

La presión sanguínea está controlada por hormonas denominadas angiotensinas, que hacen que los vasos sanguíneos se contraigan. Estas hormonas son liberadas por la proteína angiotensinógeno y hasta ahora se desconocía cómo se producía este proceso.

Según explica Aiwu Zhou, quien realizó el descubrimiento, «aunque en un principio nos centramos en la preeclampsia, la investigación también abre nuevas vías para la futura investigación en las causas de la hipertensión en general».

Los investigadores realizaron el hallazgo al desvelar la estructura del angiotensinógeno con la ayuda de un haz de rayos X muy intenso producido por el «Diamond Light Source», el sincrotrón de Reino Unido.

Los resultados revelaron que la proteína está oxidada y que cambia de forma para permitir el acceso inmediato al angiotensinógeno a través de la enzima renina. La renina corta la terminación de la proteína para liberar la hormona angiotensina, que entonces eleva la presión sanguínea.

Estos resultados de laboratorio fueron trasladados al entorno clínico en la Universidad de Nottingham donde mostraron que la cantidad de angiotensinógeno oxidado era más alta en mujeres con preeclampsia.

Según explica Robin Carrel, director del proyecto, «durante el embarazo se pueden producir cambios oxidativos en la placenta. Estos cambios, los mismos que hemos descubierto que estimulan la liberación de la hormona angiotensina y conducen a una mayor presión sanguínea, pueden surgir a medida que la circulación de la placenta reajusta los requerimientos de oxígeno del feto en desarrollo con la administración de oxígeno a la placenta procedente de la madre».

Los fármacos que en la actualidad se utilizan para tratar la hipertensión, como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, se centran en fases avanzadas del mecanismo que controla la presión sanguínea. Los descubrimientos, que proporcionan información sobre las fases iniciales de este proceso de regulación, ofrecen a los científicos nuevas oportunidades para investigar nuevos tratamientos para la hipertensión.

La hipertensión afecta con frecuencia al embarazo, sin embargo, sólo en el 2 al 7 por ciento de los casos se convierte en preeclampsia, amenazando la salud y supervivencia tanto de la madre como del bebé. En la actualidad no existe tratamiento para la preeclampsia y a menudo se debe inducir el parto pronto o realizarse una cesárea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *