MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Un equipo internacional de científicos ha secuenciado el genoma del tercer mosquito en la triada de los principales mosquitos que transmiten enfermedades. Los genomas del “Aedes aegypti” y el “Anopheles gambiae” ya son conocidos, el nuevo genoma secuenciado es el del “Culex quinquefasciatus”, también conocido como mosquito de la casa del sur. En el trabajo, publicado en “Science” y dirigido por la Universidad de California en Estados Unidos, han participado grupos de investigadores de Cataluña y Galicia.

Este mosquito es un importante portador de virus como el virus del Nilo Occidental y el virus de la encefalitis de Saint Louis así como de los nematodos que causan filariasis linfática. Por su parte, el “Anopheles” transmite la malaria y el Aedes el dengue y la fiebre amarilla. Culex es el más diverso y extendido geográficamente de los tres mosquitos y su genoma revela algunas diferencias interesantes entre Culex y sus congéneres.

Al comparar los tres genomas, los investigadores podrían descubrir nuevas vías para controlar las enfermedades que transmiten los mosquitos o podrían identificar diferencias entre las especies que pueden confundir los esfuerzos de control.

Según explica Roderic Guigó, del Centro de Regulación Genómica (CRG) en Barcelona, “con la secuencia de Culex ya disponemos de una amplia biblioteca de genes para el estudio comparativo de genomas en mosquitos. Esperamos que el estudio de estos genomas nos dé la llave para entender a fondo la biología de los mosquitos y así poder reducir su actividad como vectores de tantas enfermedades”.

Además del CRG, en el trabajo han participado el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, la Fundación Pública Gallega de Medicina Genómica y la Universidad de La Coruña.

El repertorio de “C. quinquefasciatus” de 18.883 genes codificadores de proteínas es un 22 por ciento mayor que el del “A. aegypti” y un 52 por ciento más grande que el del “Anopheles gambiae”. Varias familias de genes están ampliadas, incluyendo aquellas de receptores olfativos y gustativos así como los genes asociados al funcionamiento de las glándulas salivares y el sistema inmune. Estas ampliaciones de genes podrían reflejar el hecho de que “C. quinquefasciatus” puede alimentarse de la sangre de aves, humanos y ganado.

Un segundo estudio dirigido por la Universidad de Iowa y que acompaña al de la secuencia de Culex se centra en los genes de respuesta a la infección. Los científicos han descubierto 500 genes asociados a la respuesta inmune, un número similar al de Aedes pero más pequeño que el del Anopheles o de la mosca de la fruta “Drosophila melanogaster”.

Varias de las ampliaciones genéticas son consistentes con la adaptación a diversos hábitats, incluyendo los ambientes urbanizados contaminados donde Culex puede encontrarse a menudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *