MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Los resultados del estudio muestran que la pandemia de gripe A/H1N1 de 2009 provocó una mayor tasa de complicaciones neurológicas en los niños que la gripe estacional, según un estudio de la Universidad de Utah en los Estados Unidos que se publica en la revista «Annals of Neurology». Las complicaciones más comunes en los menores fueron convulsiones y encefalopatía.

Los investigadores, dirigidos por Josh Bonkowsky, examinaron las complicaciones neurológicas en niños con H1N1 en comparación con la gripe estacional. En el estudio se incluyeron los niños hospitalizados con H1N1 y complicaciones neurológicas entre abril y noviembre de 2009. Las complicaciones neurológicas observadas incluían convulsiones, fiebre, epilepsia, encefalopatía, encefalitis, miositis, mialgia, afasia, ataxia, neuropatía y síndrome de Gullain-Barre.

Los científicos identificaron 303 niños hospitalizados de los que 18 experimentaron complicaciones neurológicas. El 83 por ciento de estos pacientes pediátricos tenían un trastorno médico subyacente, sobre todo aspectos neurológicos. Los investigadores descubrieron que los síntomas neurológicos más comunes en este grupo eran convulsiones y encefalopatía. Más de la mitad de estos niños que experimentaron convulsiones presentaban un estado epiléptico grave.

El grupo de comparación incluía a 234 niños hospitalizados por la gripe estacional con 16 pacientes con incidencias neurológicas. En el grupo de la gripe estacional sólo el 25 por ciento de los pacientes tenían trastornos médicos subyacentes. Los investigadores también descubrieron que ninguno de los pacientes con gripe estacional y complicaciones neurológicas tenía encefalopatía, afasia o defectos neurológicos focales.

En comparación con la gripe estacional, los pacientes con H1N1 eran más propensos a presentar electroencefalogramas anormales. «Descubrimos que más de los pacientes pediátricos de H1N1 tenían deterioros neurológicos y requerían un tratamiento con medicamentos antiepilépticos al darles la baja hospitalaria», explica Bonkowsky.

Además, los investigadores descubrieron que el uso de esteroides o inmunoglobulina intravenosa no era beneficioso en el tratamiento de la encefalopatía. Para Bonkowsky, «la ausencia de tratamientos probados para las complicaciones neurológicas asociadas a la gripe subraya la importancia de la vacunación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *