SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

Las organizaciones Ecologistas en Acción y WWF han coincidido este jueves en rechazar el cultivo experimental de cultivos modificados genéticamente en el Espacio Natural Protegido de Doñana con la petición de que se declare al enclave natural “Espacio libre de transgénicos”.

De este modo, según ha indicado a Europa Press el coordinador de Agricultura en Doñana de WWF, Felipe Fuentelsaz, Doñana “ya tiene muchas amenazas y presiones como para que se abra una nueva”, por lo que considera necesario que tanto la superficie incluida dentro del espacio protegido como los municipios del entorno queden libres de los ensayos con este tipo de cultivos.

Esta cuestión será debatida mañana por administraciones, organizaciones ecologistas y agrarias, la Estación Biológica de Doñana (EBD), así como numerosos expertos de diferentes universidades en una reunión específica del Consejo de Participación de Doñana. Inicialmente se enfrentan dos posturas contrapuestas, por un lado la de rechazo de las organizaciones ecologistas, la agraria COAG y la Red Andaluz de Semillas, frente a la de Asaja-Andalucía y UPA-Andalucía, favorables a los transgénicos.

Según apunta el ecologista, la presencia de este tipo de cultivos en Doñana se reduce hasta el momento al ensayo con maíz transgénico que la multinacional Monsanto Agricultura está llevando a cabo en una finca del entorno de Doñana –concretamente, en el término municipal de Aznalcázar (Sevilla)–, incluida en la zona B del Plan de Ordenación Territorial del Ámbito de Doñana (Potad), una zona de limitaciones específicas en la transformación de uso del suelo.

En este sentido, afirma que, aunque por el momento sea experimental, el cultivo de transgénicos “constituye un riesgo de efectos aún desconocidos que no nos podemos permitir en Doñana”. Además, destaca que la presencia del maíz en Doñana es “testimonial y no supone una fuente de generación de empleo a tener en cuenta, por lo que sus inconvenientes son más que sus ventajas”.

Así, destaca que aún no existe una posición clara por parte de la comunidad científica sobre los posibles efectos nocivos en el medioambiente de los cultivos transgénicos, ante lo que apuesta por que se aplique el “principio de precaución”. “No se puede ensayar en un entorno privilegiado como Doñana, Reserva de la Biosfera y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”, señala.

“Todo sabemos que Doñana está en el punto de mira de Europa por las numerosas presiones ambientales que tiene, entre ellas, las agrícolas, y lo último que necesita es que la UE también se fije en ella por le cultivo de transgénicos”, apunta.

Es por ello que el ecologista se ha mostrado partidario de que los municipios del entorno de Doñana se declaren “libres de transgénicos” como hasta el momento ha hecho únicamente la localidad de Almonte (Huelva).

PROHIBICIÓN EN PORN Y PRUG

Además, ha apostado por que en los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG) de Doñana, que se revisarán el próximo año, se incluya una prohibición expresa al cultivo de transgénicos.

Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva, Juan Romero, ha recordado que países como Austria o Alemania han prohibido el cultivo de transgénicos y ha apostado porque, mientras siga existiendo controversia en el seno de la comunidad científica acerca de sus consecuencias, se implante una moratoria a los transgénicos en el espacio natural.

“Los transgénicos no tienen sentido en Doñana, con tanto Plan de Desarrollo Sostenible y de agricultura ecológica que se promocionan”, ha subrayado, insistiendo en que su fomento supondría una “importante pérdida de imagen” para el enclave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *