CÁDIZ, 16 (EUROPA PRESS)

El mar de Alborán, el Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz serán, entre el 17 de septiembre y el 14 de octubre, el escenario de la campaña de investigación «Contouriber-1», que, a borde del buque «Sarmiento de Gamboa» estudiará la influencia de la circulación de las masas de agua mediterráneas en los fondos marinos de la Península Ibérica, su evolución e implicaciones ambientales.

Esta campaña forma parte del proyecto coordinado Contouriber, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, que consta de tres subproyectos liderados por la Universidad de Vigo, el Grupo Geomarco del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC) y el Instituto Geológico y Minero de España, que involucran a un total de 40 investigadores de diferentes organismos nacionales e internacionales y empresas.

Los expertos se dedicarán durante la campaña a realizar mapas detallados del relieve submarino mediante ecosondas, obtendrán imágenes del subfondo marino hasta profundidades de hasta dos o tres kilómetros mediante sistemas sísmicos, datos magnéticos, gravimétricos, y se recuperarán muestras de sedimentos marinos mediante diferentes sacatestigos de sedimentos.

El estudio parte de la premisa de que la circulación de masas de agua ha generado una influencia notable en el relieve y sedimentos submarinos que están aún por conocer y que tienen un valioso registro de la evolución de los fondos marinos.

En este contexto, la campaña «Contouriber-1» pretende evaluar el efecto que tiene en la actualidad y que ha tenido en el pasado la circulación de las masas de agua en los fondos del Mar de Alborán y del Golfo de Cádiz, a la salida del Estrecho de Gibraltar, en contextos geológicos diferentes.

Con todo ello, se pretende caracterizar las estructuras geológicas del margen continental y cómo influyen en la circulación de las masas de agua; cartografiar, algunos por primera vez, y determinar cómo se construyen los depósitos contorníticos generados por la influencia de las masas de agua mediterráneas; determinar su evolución en cada una de las zonas para reconstruir las variaciones climáticas y del nivel del mar y cómo éstas influyen en la circulación marina pasada y presente, entre otras cuestiones.

Se trata, por tanto, de una campaña multidisciplinar que aborda novedosos objetivos científicos en relación con áreas «muy poco conocidas». Las actividades planteadas están relacionadas con la propuesta aceptada para realizar sondeos profundos en el Golfo de Cádiz y oeste de Portugal, dentro del programa internacional Integrated Ocean Drilling Program (IODP).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *