MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El científico y profesor de la Universidad de East Anglia (Reino Unido) Phil Jones, afectado por el caso «Climategate» en 2009 ha reconocido que, a nivel internacional, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU ha perdido confianza y espera que este organismo pueda recuperarla cuando «emita su próximo informe (2013) e incluso antes, cuando responda ante el informe inter-académico que salí en agosto».

Jones visita España para presentar en Madrid el II Ciclo de documentales y debates ¡Despierta! El planeta te necesita», donde ha manifestado sobre los cambios organizativos que se están planteando en el IPCC que, en su opinión, continuarán con el nombramiento del director ejecutivo y de «más personal dentro de las oficinas de Ginebra». «Espero que asignen más personal porque ahora es una secretaría muy pequeña que no puede responder a todo el interés de los medios de comunicación. Además la gente que trabaja ahí no cobra», ha deseado.

No obstante, opina que los científicos del IPCC deberían seguir sin cobrar para que su trabajo siga siendo «sólido», puesto que si se empieza a pagar por el trabajo, «el contenido y la calidad del mismo no tendría una base tan fuerte».

Además, sobre los efectos del «Climategate», Jones ha asegurado que «no influyó realmente en las conversaciones de Copenhague», otra cosas es que «tuviera éxito o no lo que saliera de la reunión». «Eso sucedió al margen y el caso de los «emails» que fueron filtrados semanas antes no tuvo efecto», ha insistido.

UN REFUERZO PARA EL IPCC

Por su parte, la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Teresa Ribera, coincide con el científico británico en que es «necesario» reforzar el grupo de apoyo y la secretaría en Ginebra del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

Así, Ribera ha explicado que el equipo de la secretaría ejecutiva del IPCC es «muy pequeño» y coordina la tarea de un número «muy importante» de científicos que aportan su conocimiento sin remuneración. «Estos medios reducidos frente a la voluntad legítima de escrutinio de los resultados hacen que debamos pensar en reforzar el equipo de apoyo en Ginebra al equipo del IPCC», ha insistido.

Respecto al trabajo científico y, en concreto al de Phil Jones, ha dicho que éste «encarna» lo ocurrido en 2009 y que «no es indiferente desde el punto de vista político», ya que «en pocas ocasiones» un trabajo –como el capitaneado por Jones– ni el del equipo del IPCC han sido sometidos a «escrutinio tan minucioso ni lacerante».

Por eso ha reivindicado que «la sociedad le debe mucho al esfuerzo la comunidad científica, que ha investigado para dar a conocer los cambios y las circunstancias ante las que hay que reaccionar», ha valorado Ribera, al tiempo que ha agradecido al científico británico su trabajo «tras un año tan duro para él, su equipo y el IPCC».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *