MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los incendios forestales han harrasado un total de 32.637,05 en los primeros ocho meses del año, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) a 29 de agosto, lo que significa un 69,15 por ciento menos que en 2009, cuando se qumaron 105.775,76.

De este modo, la superficie arrasada por las llamas en lo que va de 2010 es la más baja de la última década; en segundo lugar está 2008, con 44.349,33 hectáreas; en tercer lugar, 2001 (63.500,68). Por el contrario, hasta finales de agosto 2005 es el “peor” año, con un total de 155.740,13 hectáreas arrasadas por el fuego, seguido de 2006 (137.609,52).

Hasta la fecha señalada, se ha calcinado el 0,117 por ciento de la superficie nacional, lo que supone un 69,13 por ciento menos que en 2009, cuando el porcentaje fue de un 0,379 por ciento. Por tipos, han ardido 7.320,34 hectáreas de superficie arbolada; 23.402,79 de matorral y monte abierto y 1.913,92 de pastos y dehesas.

El número total de siniestros producidos hasta el 29 de agosto es de 8.578, un 28,91 por ciento menos que los registrados en el mismo periodo de 2009 (12.049). Este dato supone un descenso del 38,21 por ciento con respecto a la media de la última década.

Asimismo, con respecto al número de grandes incendios –más de 500 hectáreas–, hasta el momento han tenido lugar siete siniestros frente a los 32 de 2009 (un 78,13 por ciento menos) y a los 26 del último decenio (una disminución de un 73,08 por ciento). En lo que se refiere al número de conatos –menos de una hectárea–, han tenido lugar 5.361 frente a los 7.351 de 2009; también ha habido menos incendios –más de una hectárea– que en el mismo periodo del año anterior (2.947 frente a 4.698).

Por distribución geográfica, el Noroeste –comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y las provincias de León y Zamora– es el área más afectada por el fuego, ya que el 58,59 por ciento de los siniestros han tenido lugar en esta zona. En segundo lugar están las comunidades interiores –provincias del resto de comunidades no costeras, excepto León y Zamora–, con un 26,65 por ciento.

Por último, un 13,70 por ciento de los siniestros se ha producido en la zona del Mediterráneo –comunidades autónomas costeras con este mar, incluyendo sus provincias interiores– y un 1,06 por ciento en Canarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *