PALMA DE MALLORCA, 04 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores del Grupo de Investigación en Ingeniería de la Edificación y la Gestión Energética de la Universitat de las Islas Baleares (UIB) ha analizado el consumo energético, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y los residuos que generan los edificios turísticos, desde la construcción hasta la demolición, para identificar los procesos que generan más efectos sobre el medio ambiente.

En este contexto, los investigadores de la UIB han analizado el ciclo de vida de los edificios turísticos para identificar los procesos que provocan más impacto ambiental.

Con este objetivo, el equipo dirigido por Víctor Martínez Moll ha identificado el consumo energético, las emisiones de CO2 y la generación de residuos en los hoteles, para un tiempo de vida de 50 años.

Los resultados obtenidos muestran que la fase de utilización de estos edificios, con un consumo energético que supone entre un 70 y un 80 por ciento del coste energético total, es la que presenta los impactos más importantes. Asimismo, el consumo energético que se deriva de la fabricación de los materiales y de la extracción de las materias primeras supone una quinta parte del consumo energético.

Los investigadores también han observado que el consumo eléctrico es el gran generador de emisiones de CO2, debido al sistema de producción eléctrica que está vigente en Baleares y que se caracteriza por la presencia mínima de energías renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *