LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 2 (EUROPA PRESS)

Un equipo de profesionales de la empresa pública Gesplan y de la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Canarias realizan las labores de restauración de dos dragos de aproximadamente 70 años de edad que se encuentran junto al edificio del futuro Museo del Labrante, al inicio de la calle El Cerrillo, en Arucas, al norte de Gran Canaria.

La actuación que se está llevando a cabo durante estos días se debe al mal estado en que se encuentran desde hace tiempo estos dos ejemplares de drago («Dracaena draco»), que desde hace más de una década han sido sometidos por desconocidos a diversas agresiones entre las que se encuentran clavar hierros y clavos, colgar alambres en círculo en su tronco, verter sustancias tóxicas sobre sus bases y el vaciado del tronco por diversas partes, entre otras.

Todo ello había dejado a estos dos dragos seriamente dañados y con riesgo de no sobrevivir durante mucho más tiempo, informa el Ayuntamiento aruquense en un comunicado.

Por todo ello, desde la Concejalía de Medio Ambiente, dirigida por Antonio Javier González Mendoza, contando con la colaboración de la Concejalía de Patrimonio Histórico, coordinada por Águeda González Martín, se planteó una actuación urgente que se está ejecutando por un equipo de técnicos de Gesplan.

SANEAR SUS HERIDAS

Consiste en el saneamiento de todas las heridas de los dragos, la eliminación de todos los elementos que les agreden, tratamientos contra plagas, fijación y estabilización de los dragos mediante puntales, intento de mejora de nuevos puntos de enraizamiento, enriquecimiento del suelo, colocación de riego asistido y ampliación del alcorque a un espacio mucho mayor para que mejore la captación de riego y aire del suelo.

Se espera que en las primeras semanas de este mes de septiembre terminen las actuaciones de urgencia para posteriormente hacer un seguimiento de mantenimiento y mejora de los ejemplares, que permita a los mismos recuperar parte de su esplendor perdido para puedan seguir formando parte de este paisaje urbano como lo han hecho durante las últimas décadas.

El concejal de Medio Ambiente, Antonio Javier González, manifestó que la preocupación por estos dragos ha hecho que la institución local se dirija al Ejecutivo autonómico y su solicitud ha sido atendida por el director general del Medio Natural, Francisco Martín León, que ha mostrado una «gran sensibilidad, lo que ha motivado que se esté actuando sobre estos dos bellos ejemplares de drago y velando por su integridad, por lo que se puede apostar por su supervivencia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *