SANTANDER, 31 (EUROPA PRESS)

Proyecto Gran Simio ha pedido que «Silvestre», el orangután de nueve meses que se encuentra en el zoo de Santillana del Mar (Cantabria) no sea trasladado al de Monkey World, en Reino Unido, para evitar que se rompan sus vínculos familiares.

En un comunicado, esta organización pide al recinto cántabro que cancele su decisión, y recuerda que los grandes simios –entre ellos los orangutanes– «sufren al separarse de sus amigos y de su familia cómo lo podemos sufrir los humanos».

Por ello, consideran que el traslado sería «un acto cruel enmascarado con un Programa de Conservación» que sólo está dirigido a «aumentar la cautividad» en lugar de la libertad mediante la conservación de su hábitat.

De esta forma, Proyecto Gran Simio critica la práctica generalizada de los zoológicos, en los cuales mediante una serie de Programas de Cría en cautividad trasladan, bajo el pretexto de criar especies para evitar su extinción, a grandes simios (chimpancés, gorilas y orangutanes) «según la conveniencia no objetiva de los dueños de los parques» y «rompiendo» así «lazos familiares con el único objetivo de procrear».

Denuncian que tratan a estos animales como «meros objetos de comercio», en lugar de tratarlos como «sujetos, con sentimientos, que aman como los humanos los vínculos familiares y les gusta estar con los suyos».

CRUEL E INNECESARIO

Para la organización, ésta práctica es «cruel e innecesaria» y defienden como «única solución» para perpetuar las especies «la protección del propio hábitat». «La cría en cautividad es un parche que no soluciona en absoluto la permanencia de la especie en la biodiversidad al no reintroducirse en su hábitat», señalan.

En el caso de los orangutanes, las selvas de Sumatra y Borneo son «su casa». Por ello consideran que se deben dirigir todos los esfuerzos de conservación a la protección de estas selvas.

Pero, para el Proyecto Gran Simio, la «responsabilidad» de su extinción recae precisamente en los países donde se están realizando estos «traslados inhumanos», al permitir que «las multinacionales destruyan las selvas y la Unión Europea apueste por el biocombustible», ya que su materia prima es la palma de aceite, «la misma que esta haciendo desaparecer los orangutanes» y es responsable también del «asesinato o expulsión de pueblos indígenas y campesinos en Indonesia y Tailandia, al plantarse sobre las selvas destruidas».

Al mismo tiempo, la asociación denuncia la práctica de muchos zoológicos de España de realizar traslados de grandes simios, sobre todo de chimpancés y gorilas, de un centro a otro por muy diversos motivos.

Así, sostienen que esos traslados se hacen no sólo para usar a los machos como sementales, sino también por problemas con los grupos sociales, aumentar la población en determinado centro, falta de espacio o nacimiento.

PROTEGER LAS SELVAS DONDE VIVEN

«Es inadmisible que se les quite los bebés de sus madres con el argumentos falso de no saber criarlos. Las madres saben perfectamente como cuidarlos. Se les quita de sus manos con otros fines no muy ortodoxos», denuncia Pedro Pozas Terrados, director ejecutivo del Proyecto Gran Simio.

«Es una crueldad separar los vínculos de amistad y de sangre de los grandes simios anteponiendo los intereses económicos. Se debe proteger las selvas donde viven, esa es su única esperanza. El tenerlos en zoológicos sólo es hacerlos sufrir innecesariamente», añade.

Por último, el Proyecto Gran Simio pide a todos los ciudadanos que manden cartas al zoológico de Santillana del Mar, para que Silvestre no sea separado de su familia. «Es una llamada a la responsabilidad, para que dejen de ser meros objetos de quita y pon y se conviertan en sujetos, con vidas individuales y sentimientos propios», concluye.

(EUROPA PRESS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *