Investigadores españoles desarrollan un método para detectar contaminantes en muestras pequeñas de suero sanguíneo

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Un equipo de expertos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un método capaz de detectar más de 200 compuestos contaminantes con una pequeña muestra de suero sanguíneo extraída incluso del propio cordón umbilical.

El método diseñado por el CSIC aplica diversas técnicas de cromatografía de gases con espectrometría de masas de iones negativos y captura de electrones en muestras de suero sanguíneo que no superan los 300 microlitros, la millonésima parte de un litro.

El objetivo de este nuevo sistema, que aparece publicado en la revista «Analytical and Bioanalytical Chemistry», es descubrir en el organismo humano, en especial el de los recién nacidos, elementos organoclorados (como el DDT, prohibido hace más de 20 años) y bromados (utilizados como retardantes en espumas sintéticas para evitar que colchones y asientos ardan rápidamente).

Estos compuestos, cuya toxicidad e impacto en el medio ambiente han sido documentados en múltiples estudios, acceden al cuerpo humano a través de la alimentación y pueden afectar a la salud del organismo. «Al precisar una cantidad tan pequeña de sangre, el método es especialmente útil para trabajar con muestras de sangre en menores y recién nacidos», explica el director del estudio, Joan Grimalt.

En este sentido, los autores han trabajado con muestras de individuos de cuatro años y suero extraído de cordones umbilicales. «La presencia de estos compuestos afecta a la salud del organismo de diversas formas e impacta especialmente en recién nacidos, pues su sistema metabólico está en formación y por tanto es más vulnerable», comenta este experto.

A este respecto, Grimalt cita, como ejemplo, la hiperactividad, una afección que podría estar motivada por la presencia de algunos de estos compuestos. «El método, en definitiva, facilitará la toma de muestras y el análisis de los niveles de compuestos para que la comunidad científica pueda determinar si su presencia está detrás de determinadas afecciones, entre otras aplicaciones», concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *